“Adentro” de Tristán Ulloa en el Teatro Alhambra

780
Andalucía al Día, Adentro Teatro

Tras el éxito en su estreno como director teatral con En construcción, Tristán Ulloa vuelve a dirigir un texto de Carolina Román. La propuesta cuenta con la coproducción de Adentro Teatro y del Centro Dramático Nacional y está protagonizada por la propia Carolina Román en el papel de La Negra (la hija), Araceli Dvoskin (la madre), Nelson Dante (el hermano) y Noelia Noto (la amiga).

En Adentro la autora y actriz argentina aborda el abismo que para ella, probablemente para todos, significa adentrarse en el tema del vínculo familiar. Los tabúes que encierra,
los secretos de las familias, de lo que no se habla…

Es la historia de una familia argentina de raíces europeas, formada por la Negra, el Negro y la madre de ambos, Marga. Pronto será el cumpleaños de Marga y para celebrarlo decide llamar a sus amigos de juventud, una época dorada en la que se quedó anclada.

La Negra es quien tira de una familia con apenas vínculos con el mundo exterior, una familia cuyo pasado encierra historias de las que apenas se habla. Por su parte el Negro cumple condena en prisión por un crimen que cometió años atrás.

En Adentro se maneja un continuo juego de contrastes y ambigüedades: el amor y su lado más violento, el drama tratado con humor, lo masculino y lo femenino, tercer mundo versus primer mundo. La historia nos sumerge en una madeja en donde nada es lo que parece ser, un río que corre por debajo no deja de sonar y, en la superficie, los personajes sobreviven ocultando lo que les aprisiona.

Aún pareciendo todo ello muy áspero, el texto dota a los personajes de más sensibilidad y delicadeza que de crudeza. La historia es de por sí desasosegante, ya que el hermetismo y la endogamia en la que viven los protagonistas los convierte en amorales. Los códigos que manejan son cuestionables pero no por ello dejarán de ser reconocibles para el espectador. Se trata de personajes llenos de matices y claroscuros. Son tan corrientes como cualquiera de nosotros, y por ello tan únicos e irrepetibles. En cualquier caso nunca se les juzga desde la autoría ni desde la puesta en escena.