“Adiós amores”, una revelación del pop nacional

239

Hay ocasiones en las que la distancia, en lugar de poner trabas a una relación, la incentiva. Al menos, eso sí, en el ámbito de las relaciones creativas. Que les pregunten si no a Iman Amar, Ana Valladares y Guille Briales. El menage a trois que da forma a Adiós Amores, el secreto mejor guardado -hasta ahora- del pop nacional.

Iman vive en Granada, mientras que Ana y Guille residen en Sevilla. Y aunque cada uno tenía sus propios proyectos musicales, tras una primera visita de Iman a la capital andaluza en enero de 2019 y un posterior viaje de los segundos a la ciudad de la Alhambra, comenzaron a compartir ideas de canciones que tenían en sus cabezas. Tanto parecían compartir que a mediados de marzo ya tenían grabadas tres maquetas y una banda: Adiós Amores.

Y en junio se plantaron en el cada vez más concurrido estudio de La Mina, con Raúl Pérez, para convertir aquellas demos en algo, sin duda, más definido. Y tanto: basta escuchar “Charlotte”, la canción elegida como carta de presentación por Adiós Amores, para darse cuenta que, si algo tienen estos tres jóvenes, son las ideas claras.

Con ecos innegables de su admirada Jeanette y de las pegadizas melodías yeyés de otros ídolos como France Gall o Françoise Hardy, “Charlotte” es una delicatessen pop que en apenas tres minutos y medio te desarma, te seduce y te enamora. Un flechazo en toda regla.

Habrá también quien rastree en su letra ese afecto que Iman y Ana confiesan sentir por la copla española y sus quereles. O la reverencia que la banda muestra por Lole y Manuel, a los que no dudan en poner en el mismo altar que a sus deidades psicodélicas: Brian Jonestown Massacre, The Flaming Lips y The Electric Prunes. No son las únicas referencias que manejan las integrantes de Adiós Amores: además de citar a The Shadows o The Beach Boys, “los discos de Pony Bravo, Chancha Vía Circuito, Deerhunter y Warpaint siempre han sonado en los trayectos en coche de vuelta a casa”. Con bandas sonoras así esperando en el auto, da gusto una despedida.

Pero aquí y ahora, a pesar de su nombre, lo que toca es saludar y dar la bienvenida a Adiós Amores. Algo nos dice además que van a quedarse un buen rato con nosotros.

El próximo viernes 14 de febrero, Día de los Enamorados (cómo no), es la fecha escogida por Adiós Amores para presentarse en sociedad con sus primeras y fascinantes canciones. La cita será en la Sala Malandar de Sevilla, como banda invitada en abrir la noche para otros especialistas en el arte de la seducción a través de la música, All La Glory. Las entradas se encuentran disponibles en este enlace.