Agentes de Medio Ambiente evitan que aves rapaces exóticas aniden en la ciudad de Málaga

143

Agentes de Medio Ambiente, junto a efectivos del Cuerpo de Bomberos y Policía Local de Málaga, han capturado tres ejemplares de águilas Harris (Parabuteo unicntus) que “se habían escapado de sus propietarios y en situación de libertad habían iniciado un anidamiento en plena ciudad de Málaga”, según ha informado el delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en Málaga, Fernando Fernández Tapia-Ruano.

Fernández Tapia-Ruano, ha explicado que estas especies exóticas, habituales en cetrería e incluso como animal de compañía, “cuando se reproducen en libertad comienzan a expandirse y suponen una grave amenaza para la biodiversidad autóctona y la salud pública”, motivo por el que ha subrayado “es necesario que evitemos su anidamiento”.

La intervención, desarrollada en la zona del Camino de Antequera de la capital malagueña, se realiza tras la localización de los tres ejemplares de águila Harris, dos machos y una hembra, que ya habían construido un nido, con la posterior puesta de huevos, sobre un árbol en un jardín privado.

Debido a la altura de la ubicación del nido, a 15 metros de suelo y a las necesidades aparejadas para efectuar la captura, con el consiguiente corte de tráfico, “se ha requerido un coordinado operativo”, entre los efectivos de Medio Ambiente y del cuerpo de Bomberos, para la utilización de un camión de escala telescópica, así como de la Policía Local, que procedió a la reorganización del tráfico en la zona.

Fernando Fernández Tapia-Ruano ha considerado este dispositivo “un ejemplo de la buena sintonía que existe entre los efectivos de las diversas instituciones y que se muestra en todas las intervenciones desarrolladas en pro del bienestar de la ciudadanía y la protección del medio natural ”.

Además, el delegado territorial ha agradecido la colaboración ciudadana, tanto por parte del cetrero, que dio aviso de la presencia de los Harris en la zona, como de los particulares que llamaron por este motivo al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Málaga.
Igualmente ha puesto en valor la ayuda prestada por los propietarios de viviendas que “han facilitado el acceso a las zonas privadas, en los edificios colindantes al nido y en la casa donde éste se ubicada, con los pollos ya nacidos”.

El delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha destacado que “la legislación ambiental ya incorpora como objetivo la lucha contra las especies exóticas e invasoras que aún no cuentan con poblaciones asentadas para evitar su reproducción en libertad”, ya que, como en el conocido caso de la cotorra argentina, “su introducción en nuestro ecosistema puede ocasionar además graves perjuicios a la economía, especialmente a la producción agrícola, ganadera y forestal, e incluso a la salud pública”.

Trampas para la captura

En la actuación desarrollada con los tres ejemplares de águilas Harris (Parabuteo unicntus) en el Camino de Antequera, el grupo de Agentes de Medio Ambiente, “una vez corroborada la presencia de las aves, así como la construcción de un nido, priorizó la captura de los ejemplares vivos sin causarles daños”, según ha anotado el delegado territorial, Fernando Fernández Tapia-Ruano.

Por este motivo, se han utilizado métodos de captura inocuos para los animales, similares a los que se usan para el anillamiento científico de aves silvestres, como es la red invisible, japonesa o de niebla y una trampa, que se ubicaron en las estructuras de los edificios colindantes al nido.

La intervención se prolongó durante dos meses y medio, entre abril y junio, “pues se consideró oportuno esperar a la eclosión de los huevos anidados, como estrategia de control sobre las aves”, siendo éste más efectivo durante la alimentación de los pollos, ya que “el instinto de defensa del nido jugaría a favor del operativo y la eficacia de las trampas se incrementaría”.

Finalmente, Fernando Fernández Tapia-Ruano ha resaltado la profesionalidad de los miembros implicados en esta actuación que “culminó con el rescate de los cuatro pollos y la captura de los tres ejemplares adultos, todos animales de origen doméstico, dada la identificación de las anillas metálicas que portaban en sus patas”.

Las aves fueron trasladadas al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, ubicado en la casa forestal de Boticario del Parque Natural Montes de Málaga.