Alrededor de 700 pacientes son valorados cada año en la sección de Linfedema en el Hospital Virgen de la Victoria

Los enfermos son seguidos a través del servicio de Medicina Física y Rehabilitación en el área de consultas externas y de fisioterapia

509
Andalucía al Día, Linfedema
Raquel Bravo

Alrededor 700 pacientes son valorados cada año por la sección de Linfedema del Hospital Virgen de la Victoria, de los que aproximadamente 120 de ellos reciben sesiones de tratamiento para la rehabilitación de esta dolencia, que consiste en la acumulación de líquido linfático en el tejido celular subcutáneo, lo que provoca una hinchazón de la zona del brazo, sobre todo en mujeres que han sido intervenidas de cáncer de mama. Esta afectación provoca una impotencia funcional del miembro afectado, por lo que las personas que lo padecen precisan de un tratamiento específico.

De este modo, este tipo de pacientes son evaluados y seguidos por un equipo multidisciplinar especializado, a través del servicio de Medicina Física y Rehabilitación, perteneciente a su vez a la Unidad de Aparato Locomotor del Hospital Virgen de la Victoria de Málaga. Asimismo, estos usuarios son derivados al área de consultas externas para la realización de la primera exploración, con el objeto de evaluar el grado de evolución, y posteriormente las personas afectadas son tratadas en el área de fisioterapia del linfedema, situado en el Hospital Marítimo de Torremolinos, lugar donde acuden de forma regular a recibir tratamiento de rehabilitación y de fisioterapia individualizada para cada uno de los casos.

Además, y dentro del programa de tratamiento que siguen estas personas, el servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Virgen de la Victoria ha organizad la Escuela de Linfedema, especialmente orientada a que los enfermos aprendan el manejo de estas dolencias, así como ejercicios de prevención e higiene para mejorar su calidad de vida tras la intervención quirúrgica.

En este sentido, las sesiones de drenaje manual linfático, presoterapia, vendajes multicapas y vendajes neuromusculares, junto a las sesiones de prevención, son las actividades más frecuentes que se llevan a cabo en esta unidad para mejorar la calidad de vida de las personas afectadas.

La especialista en Medicina Física y Rehabilitación de la Unidad de Aparato Locomotor del Hospital Virgen de la Victoria y coordinadora de Andalucía para del Grupo Nacional del Linfedema, Raquel Bravo, opina que “este tipo de unidades son esenciales para que los pacientes afectados aprendan el manejo de este problema y dominen ejercicios para su prevención e higiene, ya que en nuestra vida cotidiana hacemos gestos que nos pueden perjudicar y desencadenar la aparición o el empeoramiento del linfedema”.

Además, el próximo mes de octubre, y dentro del programa de formación previsto por este centro en este ámbito, se celebra un curso coordinado por la sección de Linfedema del servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Virgen de la Victoria, para la actualización de conocimientos y la unificación de protocolos sobre el linfedema. A este encuentro está previsto que acudan especialistas en esta disciplina para abordar los últimos avances en la cirugía del linfedema, y va dirigido fundamentalmente a los médicos internos residentes de la especialidad de Medicina Física y Rehabilitación, de Angiología y de Cirugía Vascular, así como a todos los profesionales relacionados con este tipo de tratamientos. También estarán presentes otros especialistas, fisioterapeutas y enfermeras vinculados a este ámbito de la atención sanitaria implicados en el abordaje multidisciplinar de estas dolencias cada vez más frecuentes.