Alternative History y Marco Beasley protagonizan las próximas citas de ‘La Europa de Murillo’

Tras el concierto que ofreció Capella Cracoviensis el pasado sábado, el ciclo de música antigua que conmemora el 400 aniversario del pintor barroco vuelve esta semana a la Sala Turina con dos formaciones de gran prestigio internacional.

174
Capella Cracoviensis - David Vico
Capella Cracoviensis - David Vico

La Europa de Murillo, el segundo ciclo enmarcado en el IV centenario del maestro, llega a su séptima semana tras recitales como el que ofreció Capella Cracoviensis el pasado sábado 24 de noviembre.

La duodécima propuesta de este festival centrado en la innovación musical del siglo XVII estará protagonizada el miércoles 28 de noviembre por Alternative History. La formación internacional interpretará el programa ‘Secret History. Música en cifras de las islas británicas en tiempos de la infancia de Murillo’, que incluye obras de Tomás Luis de Victoria, Josquin Desprez, Thomas Campion, Jean Mouton, Giovanni Battista Bovicelli y William Byrd.
Las voces de John Potter y Anna Maria Friman y los laúdes renacentistas de Ariel Abramovich y Jacob Heringman transitarán entre el arte vocal e instrumental de los albores del Renacimiento en la Flandes de finales del siglo XV y los del arte barroco de la Inglaterra isabelina.

“La idea de este programa arranca de la posibilidad de plantear toda la música de la gran tradición polifónica del Renacimiento en versiones para voces e instrumentos. Así, dos laúdes y dos cantantes compartirán sus voces para la música expresiva y cristalina de Josquin, pero también para la de una de las piezas más ingeniosas de su contemporáneo Jean Mouton, Nesciens mater, un canon a ocho voces que comparte con la música de Josquin la variedad de procedimientos compositivos en la búsqueda de un tejido de riquísima y sutil flexibilidad”, explica el crítico Pablo J. Vayón.

Sobre Alternative History

Alternative History se está convirtiendo en el conjunto alternativo de música antigua más buscado de Europa. El álbum renacentista ‘Secret History’ fue un éxito de ventas tanto en el Reino Unido como en Alemania. El exquisito montaje de ‘Blake’s Cradle Song’ de John Paul Jones es el último de una colaboración creativa con el bajista de Led Zeppelin, y recientemente el ex compositor de jazz y percusionista Peter Erskine ha escrito dos nuevas piezas para el grupo sobre textos del poeta estadounidense Anne Hills, que se estrenarán en Polonia e Irlanda a finales de este año. Arvo Pärt dio al grupo su bendición por su versión de Pari Intervallo para dos laúdes. El cuarteto está preparando un nuevo álbum de canciones profanas para ECM para principios del próximo año.

La formación internacional crea repertorios únicos dentro de la interpretación histórica. Su álbum ‘Secret History’ sigue la práctica del siglo XVI de arreglar música coral para voces y laúdes y presenta música sacra de Josquin Desprez y Victoria como podría haber sido interpretada en el siglo XVII en Inglaterra, mientras que ‘Amores Pasados’ lleva el concepto a un universo paralelo en el que el movimiento de la música antigua sucedió en la década de 1920, coincidiendo con las canciones y la música coral de Peter Warlock, E. J. Moeran y sus contemporáneos.

El tercer capítulo del proyecto lo constituye la música comisionada a John Paul Jones (Led Zeppelin), Tony Banks (Génesis) y Sting. La formación también trabaja en conjuntos de dúos y tríos, trayendo una nueva perspectiva histórica a áreas clave de la música antigua. Ariel Abramovich y Jacob Heringman acaban de lanzar ‘Cifras Imaginarias’, música del siglo XVI para dos vihuelas, mientras que John Potter interpreta madrigales de principios del siglo XVII con ambos laudistas, así como música antigua y nueva con cada uno de ellos. Sus presentaciones en vivo resultan eventos excepcionales y algunas veces incluyen presentaciones espontáneas con artistas invitados. En una interpretación reciente de los ‘Shakespeare Sonnets’ de Gavin Bryars, el propio compositor salió de entre el público para tocar el postludio al piano. En el Festival de Swaledale en el Reino Unido, el director del festival y bajista de jazz Malcolm Creese se unió a la formación, con el bajista de Led Zeppelin John Paul Jones en la mandolina.

El sábado 1 de diciembre, el italiano Marco Beasley visitará el Espacio Turina para interpretar ‘Odi et Amo’, que toma su nombre del título del poema 85 del poeta latino Gaius Valerius Catullus (84-54 AC). El punto de partida del programa es el tormento del amor y el que padecieron muchos intelectuales y músicos a finales del siglo XVI cuando se vieron amenazados por el nacimiento de una nueva forma de cantar conocida como “recitar cantando”.

Marco Beasley dirigirá a Franco Pavan (tiorba), Fabio Accurso (laúd), Stefano Rocco (archilaúd y guitarra barroca), Marco Ferrari (flautas) y Mauro Durante (percusiones) y pondrá voz a obras de Claudio Saracini, Giulio Caccini, Marco Da Gagliano, Alessandro Piccinini, Cherubino Busatti, Giovanni Felice Sances, Claudio Monteverdi, Giovanni Girolamo Kapsberger, Vincenzo Calestani, Athanasius Kircher, además de cantar algunas obras tradicionales anónimas.

Sobre Marco Beasley

Marco Beasley nació en Nápoles en 1957. Mientras estudiaba las dos corrientes estilísticas de finales del Renacimiento, el recitar cantando y la polifonía sacra y profana, comenzó una intensa actividad concertística que enseguida le abrió las puertas de las salas más prestigiosas del mundo, desde el Mozarteum de Salzburgo al Concertgebouw de Ámsterdam, pasando por L’Accademia di Santa Cecilia de Roma o el Lincoln Center de Nueva York. Su trabajo de investigación sobre la voz y la comprensión del texto cantado han merecido un gran reconocimiento por parte de la crítica y un apoyo cada vez mayor del público. Escritor, cantante y actor, tras treinta años de actividad con Accordone –grupo que fundó en 1984– en 2014 decide seguir adelante en solitario para tomar un rumbo más personal y autónomo y desarrollar nuevos proyectos.

En él conviven cualidades muy diversas: la pureza clara e inconfundible de su timbre, una técnica muy particular –fruto del estudio y de la investigación histórica–, el gusto por la palabra, sea culta o vulgar, su predisposición natural a comunicarse con el público y su expresividad. Todo esto se traduce en una variedad de tonos y registros, en un enfoque musical que conmueve y en el que la alegría y la irreverencia burlesca se alternan con la elegía y la soledad, en un diálogo íntimo y lleno de emociones.

Del canto gregoriano a la polifonía, de las frótolas renacentistas a los motetes, del recitar cantando a las grandes canciones napolitanas, Marco reinventa todos esos géneros en clave moderna. Su voz, su expresividad, su sensibilidad e inspiración, hacen de cada una de sus interpretaciones una novedad, lo que le permite abarcar una enorme gama de géneros musicales.

Sobre ‘La Europa de Murillo’

El ciclo La Europa de Murillo continuará hasta enero en la sala Turina. “La música es uno de los caminos a través del que queríamos viajar al tiempo de Murillo, a un momento en el que el arte vive una gran innovación tanto en la pintura como en la composición y la interpretación musical. Si Murillo era la vanguardia pictórica del barroco, este ciclo nos transportará a la vanguardia sonora a través de las mejores ensembles del continente”, declara Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla.

Muñoz define la iniciativa como “un programa único en España y al nivel de grandes festivales de ciudades como París y Berlín”. La Europa de Murillo viene precedida por la acogida que de propuestas musicales precedentes en la efeméride, como el ciclo ‘Bajo el signo de Murillo’, que el pasado mes de febrero llenó en cada día de concierto las iglesias de San Luis de los Franceses y La Caridad.

Según Fahmi Alqhai, director del programa, la propuesta quiere ser un gran compendio que evoque todo lo que sucedía en el continente a nivel musical durante el sigo XVII, aunque también incluye piezas del XVI y del XVIII. “Todas las músicas que hicieron historia en ese tiempo tienen cabida en La Europa de Murillo”, garantiza el músico, que ha dividido el ciclo en dos partes, la protagonizada por ensembles internacionales y la correspondiente a las españolas. Entre las internacionales, continúa Alqhai, se han programado formaciones que no hayan pasado antes por Femás, festival que también dirige. “Todos los grupos participantes son de primer nivel, un referente en su campo”, recalca.

“Este 2018 es un año memorable para la música antigua en Sevilla. Un momento único que arrancó con Jordi Savall inaugurando Año Murillo a finales de 2017 en el Teatro de la Maestranza y que continuó con el ciclo ‘Bajo el signo de Murillo’, que dio cuenta de la excelente salud de las formaciones locales de música antigua, ensembles que interpretaron las composiciones que se escuchaban en la Sevilla del XVII. Y un año que prosigue con este gran ciclo del que muy pocas ciudades en el mundo pueden presumir”, recuerda Alqhai.

El poder comunicador del Barroco

Tanto el delegado como el violagambista invitan a que el público no entendido también acuda a disfrutar de este ciclo, puesto que la música antigua es, en palabras de Alqhai, más inmediata y cercana al oído humano que la romántica. “Estamos en un periodo en el que la composición es clara y está ligada a lo que dice el texto”. Como le ocurre a Murillo en la pintura, esta música se acerca más a las pasiones y, sin abandonar la intelectualidad, se aproxima al oído humano. Esta cercanía es, como ha explicado Muñoz, uno de los grandes éxitos del Barroco, el mismo tipo de éxito comunicativo que podemos apreciar en la pintura de Murillo.