Que Amancio no es legal, panda pesaos

1207
Foto Guetty Images. Europa Press

Menos mal que aprendí hace tiempo que reirse es lo mejor que se puede hacer en este país, porque lo de la famosa donación de «Orteguita» ha sido un show desde el momento en el que empecé a ver a gente defendiendo a semejante personaje. Joder, si el austríaco ese que puso de moda el bigote mosca se hubiera dado cuenta de lo fáciles que somos de engañar los españoles, nos hubiera utilizado para mucho más que para probar sus avioncitos de las narices.

La pasta, la iba a tener que soltar sí o sí. Y punto. Y si lo ha hecho de esa manera es porque sabía que un montón de borregos le iban a aplaudir. Aumentando sus ventas por supuesto, que últimamente estaban bajando por tanto escándalo. Si fuera de verdad una persona altruista no donaría algo que para él es minucia y que tenía que haber echado al final por otro lado a la saca. Lo haría siempre que le fuera posible. Porque si de verdad le importara la sanidad habría ya hasta hospitales con su nombre con el dineral que saca. Año a año, y cada vez más.

Escándalos que le salpican, por cierto, por ser un buen empresario moderno. Es decir, un completo hijo de Cthulhu sin más objetivo en la vida que acumular fortuna. Fortuna que ha construido a base de un concepto muy gracioso que se llama deslocalización de empresas. Vamos, que esos zapatos último modelo seguramente los ha cosido un niño en una de las múltiples factorías en países tercermundistas. Y aunque no sea un niño, da igual. Habrá cobrado un mojón en comparación con el precio de venta en tu Zara habitual. Las camisas se las cosen los pobres para vendérselas a los ricos y no hay más.

Además, hay otra cosa que me hace ya descojonarme. ¿Cómo puede una persona, yendo el país cuesta abajo como va y solo tienes que mirar datos, enriquecerse? Bien, muy fácil. Porque el dinero no crece de los árboles joder. Nos han colado eso del “desarrollo sostenible” cuando no tiene sentido alguno desarrollarse cuando medio mundo está jodido. Es como si tienes una mesa con una pata coja y en lugar de arreglarla sigues reforzando las demás. La economía, como bien aprendí por la universidad en su tiempo, es un círculo y siempre lo ha sido. Recuerda siempre que si alguien es más rico que ayer, es porque en otra parte del mundo alguien es un poco más pobre. Si tienes dos cuando deberías de tener una, no es que hayas hecho oro de la nada imbecil: lo más seguro es que en la otra esquina del planeta hayas dejado a otra persona a cero absoluto.

Asi que sí, el hecho de que Don Amancio aumente su fortuna anualmente no es porque lo esté haciendo bien y sea un buen tío. Es porque es un tiburón sin sentimientos en el mundo empresarial. Y sí, es un indicador ideal de que la franja entre ricos y pobres sólo está aumentando en una sociedad en teoría democrática y que busca el equilibrio social. Porque cuanto más corres por la vida más aire necesitas y si te falta…¿porque no comprar y usar los pulmones de alguien a la sombra? Cuando se gasten se busca otro par y ya está, el resto casquería. Ir andando contemplando el paisaje sin pisar a nadie no es algo que a todos nos guste por lo visto.

Con doce años me enseñaron Marea y desde entonces, mi vida cambio. Y me viene una canción a la cabeza por toda esta historia como anillo al dedo, que tanto por su letra y su videoclip, representa en mi opinión perfectamente al tipo de persona que es el tío este.