El gigante del comercio electrónico Amazon aterriza en España en el negocio de la alimentación y limpieza del hogar con un alza del 25% de los hogares que compran alimentación ‘online’, según los datos de la consultora Nielse.

La incorporación creciente de consumidores a la compra ‘online’ de productos de gran consumo ha permitido que las ventas de este canal crecieran el 12% hasta agosto en comparación con el mismo periodo del año anterior, una cifra superior al 2% de incremento que registra el conjunto del mercado.

En concreto, desde Nielsen se ha observado un notable aumento de las ventas ‘online’ en todas las categorías, pero especialmente en aquellos productos sobre los que pesaban ciertas reticencias a su compra por este canal, como los refrigerados, los congelados o la charcutería, que crecen más del 12%.

La cesta de la compra digital es sobre todo habitual en hogares de uno o dos miembros, sin hijos, y de clase media-media alta, trabajando ambos. Además, suelen concentrar mucho las compras en la primera semana de cada mes, coincidiendo con el ingreso de la paga, una tendencia incluso superior a la del canal hipermercado, lo que confirma la venta ‘online’ como un canal clave en la llamada compra de reposición, con un ‘mix’ de precio, surtido y conveniencia muy valorado por el consumidor.

Una vez hecha esta compra ‘online’, uno de cada tres prefiere que les lleven a casa los artículos adquiridos, frente al 23% que opta por la recogida en tienda, ya sea el click&collect (en consigna dentro del establecimiento) o el click&car (cuando un empleado del centro carga la compra en el maletero del coche).

En cuanto a los productos más habituales en la compra ‘online’ de gran consumo, destaca la alimentación para mascotas, en tanto Internet aglutina ya el 7% de todo lo que vende la categoría en el mercado español.

También destaca la venta online de perfumería y cosmética, donde el consumidor busca principalmente ofertas, promociones y precio. Sin embargo, el 64% de los compradores de entre 18-24 años valoran especialmente el variado surtido de productos y marcas que encuentran en Internet; mientras que para la mitad de los consumidores de 25 a 35 años el canal ‘online’ ofrece productos que no encuentran en las tiendas.

Otro apunte de interés en la compra digital de perfumería y cosméticos, según Nielsen, es que más de la mitad adquiere marcas de selectivo en productos faciales, un porcentaje que asciende hasta el 70% entre los consumidores de 18 a 24 años.

Según el director general de Nielsen Iberia, Gustavo Núñez, la incorporación de la tecnología en el día a día del consumidor posibilita la aparición de nuevas oportunidades de consumo.

“Gracias al móvil, los tiempos muertos cobran vida, es decir, podemos comprar ya cuando vamos en transporte público, al regresar a casa desde la oficina, mientras esperamos en la consulta del médico, en un recreo entre clases o viendo la televisión. De hecho, en Nielsen observamos como las ventas ‘online’ de alimentación se concentran en días laborables, al contrario que la física, más habitual en fin de semana”, ha subrayado.