Andalucía Acoge preocupada por la “permisividad” de la Comisión Europea en la frontera sur

401
Andalucía al Día, Devoluciones en caliente
Foto Europa Press

La Federación Andalucía Acoge muestra su “preocupación” por las declaraciones del Comisario de Interior Europeo, Dimitris Avramopoulos, en las que aseguraba el pasado fin de semana no tener previsto visitar Ceuta y Melilla, ya que la Comisión Europea considera que la política migratoria que desempeña España en las mencionadas ciudades autónomas, incluyendo el denominado “rechazo en frontera” en las vallas, es compatible con su Directiva de Retorno.

El comisario en respuesta a pregunta parlamentaria ha manifestado que “no existe incompatibilidad entre la legislación recientemente aprobada por el Gobierno español y la legislación internacional así como ha declinado la posibilidad de viajar a la zona de Frontera Sur española para conocer los hechos de primera mano”.

Si bien es cierto que la Disposición Adicional 10ª de la LOEXIS que prevé las “devoluciones en caliente” recoge expresamente que dicho rechazo se realizará respetando la normativa internacional de derechos humanos y de protección internacional de la que España es parte, “existen evidencias de que no se está cumpliendo dicha normativa”, como lo señala un reciente comunicado de ACNUR, que apuntaba el mismo 19 de febrero –fecha en que se producían las declaraciones de Avramopoulos- hacia una posible devolución inmediata a Marruecos de personas, “sin que antes se llevaran a cabo los trámites necesarios para identificarlas individualmente, comprobar sus posibles necesidades de protección internacional y darles la oportunidad de ejercer su derecho a solicitar asilo”.

“Desde Andalucía Acoge -manifestaban- mostramos nuestra preocupación por el hecho de que desde la Comisión Europea no se atiendan las irregularidades detectadas y no consideren necesaria una fiscalización de los procesos, aun existiendo claros indicios de que el estado español está incumpliendo sus propia legislación. Esta dejación es especialmente grave en el contexto actual, en que los países miembros de la Unión Europea están mostrando una nula voluntad política por gestionar eficazmente la peor crisis de refugiados que ha vivido el continente en las últimas décadas”. Mientras miles de personas huyen de la violencia y buscan refugio en nuestros países, se prevén devoluciones masivas de inmigrantes en los “puntos calientes” de entrada, las cuales imposibilitarán una atención individualizada y la detección de personas necesitadas de una protección especial, como las víctimas de trata o los menores de edad. “Ante esta alarmante situación, los ciudadanos y ciudadanas europeas debemos exigir que no se desmonte el proyecto de una Europa social y basada en derechos”, puntualizaban.

Por otra parte, tal y como ha planteado la Federación Andalucía Acoge en diversos comunicados, “queremos recordar nuestro total desacuerdo con las devoluciones en caliente en Ceuta y Melilla, que en la práctica suponen poner en peligro la integridad de las personas devueltas a Marruecos, un país en que se han detectado numerosas vulneraciones a los Derechos Humanos, que no es seguro para las personas migrantes en tránsito y en el que no se facilita su acceso al derecho de asilo”.