Andalucía ofrece acogimiento inmediato para 24 menores procedentes de los centros de refugiados de Grecia e Italia

Sánchez Rubio informa en el Parlamento sobre la propuesta de la Junta de atención e integración social de menores no acompañados refugiados

605
Andalucía al Día, Sánchez Rubio
Foto archivo Junta de Andalucía

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha informado hoy en el Pleno del Parlamento sobre la propuesta de la Junta de Andalucía de atención e integración social de menores extranjeros no acompañados refugiados. En un primer momento y con carácter inmediato, se ofrece el acogimiento residencial para 24 menores, procedentes de los centros de refugiados de Grecia e Italia.

La responsable de las políticas sociales en Andalucía ha detallado que “nuestra propuesta es de un acogimiento residencial especifico ajustado a las necesidades especiales que tienen estos niños y niñas que se realizará en el centro SAMU de Motril”. “Este municipio dispone de todos los recursos sociales, sanitarios y educativos, así como culturales, de ocio y tiempo libre, para favorecer el desarrollo social y comunitario de los menores residentes”, ha destacado la consejera.

El objetivo del acogimiento residencial es “atender a las especiales dificultades que presentan por haber sufrido unas experiencias muy traumáticas tanto en el transcurso de la guerra como en su desplazamiento hasta Europa. Proporcionándoles la protección y cuidados necesarios para el pleno e integral desarrollo de su personalidad, estableciendo las medidas necesarias para facilitar una completa realización personal. Y que tenga una integración social, educativa y laboral, en el caso de jóvenes entre 16 y 18 años”, ha subrayado la consejera.

Sánchez Rubio ha afirmado en el pleno parlamentario que la novedad principal que hay en esta propuesta de acogimiento es que se va a atender a las necesidades específicas (psicológicas, sociales y legales) de los menores por su condición de refugiados. En la mayoría de los casos no son niños de familias desestructuradas ni maltratadoras, sino de familias rotas por el conflicto bélico. Por todo lo anterior, y primando el interés superior del menor, la atención que deben recibir debe ser muy especializada en este tipo de situaciones, con profesionales que conozcan y sean sensibles a la realidad de los refugiados y, por tanto, el recurso debe ser específico para ellos, al menos en una primera etapa, y en consecuencia, se descartaría distribuirlos en distintos centros conviviendo con menores cuya realidad y necesidades es radicalmente distinta.

Sánchez Rubio ha informado que “dicha oferta se ampliará, a medida que el Gobierno de España dé las necesarias y previas autorizaciones, y se podrán tramitar los expedientes de asilo de un mayor número de menores en esas circunstancias”, y ha confiado en que este proyecto pionero se haga extensivo a otras regiones de la Unión Europea con el objetivo de beneficiar a los menores que tienen dificultades.

“No me cabe la menor duda de que todas las fuerzas políticas presentes en este Parlamento estamos de acuerdo en que en Europa hay que dar un cambio de rumbo que frene la violación de derechos que están padeciendo las personas migrantes y refugiadas. Las políticas europeas de migración y asilo no están dando una Respuesta Solidaria. Y se está poniendo en grave riesgo las vidas de miles de personas, muchas de ellas son niños y niñas”, ha reiterado la responsable de las políticas sociales en Andalucía.