Andalucía pone en marcha una Red de Equipos Móviles de Donación en Asistolia

La consejera de Salud alaba la labor de los equipos móviles, de coordinación y de trasplantes por el éxito de esta modalidad de donación, posibilitando que el Sector Málaga registre seis donaciones y siete trasplantes.

149
foto trasplante ABOi

Andalucía ha puesto en marcha una Red de Equipos Móviles de Donación en Asistolia que ha posibilitado, desde su puesta en marcha hace ahora un año, 32 donaciones. Su implantación ha sido progresiva y, a día de hoy, se encuentra plenamente implantada y consolidada en Andalucía, según ha explicado en rueda de prensa la consejera de Salud, Marina Álvarez, quien ha asegurado que el objetivo es “aumentar las donaciones y los trasplantes que se registran en nuestra comunidad y, con ello, ofrecer más opciones de vida y esperanza a los 525 pacientes que están en lista de espera en estos momentos en nuestra comunidad”.

La titular de Salud ha estado acompañada del coordinador autonómico de Trasplantes, Manuel Alonso, el coordinador de Trasplantes de Granada, José Miguel Pérez Villares, impulsor de los equipos móviles de donación en asistolia en España y de la asistolia en Andalucía, y el coordinador de Trasplantes de Sevilla y Huelva, Juan José Egea-Guerrero, organizador de unas jornadas de actualización sobre esta materia que ha acogido hoy la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de Sevilla.

Álvarez ha detallado que los resultados conseguidos hasta ahora son posibles gracias a la puesta en marcha de un protocolo regional que estructura la colaboración en red entre hospitales para que aquellos equipos con más experiencia en donación en asistolia puedan desplazarse a los hospitales más pequeños o con menos volumen de donaciones para llevar a cabo con la máxima seguridad las técnicas de preservación necesarias y aumentar el número de donantes disponibles en Andalucía.

El equipo del doctor Pérez Villares, del Hospital Virgen de las Nieves, fue el primero a nivel nacional en acudir a otros centros hospitalarios andaluces. Su experiencia es la que ha permitido que Andalucía, junto a otras comunidades, como Madrid y Cataluña, implanten protocolos regionales. El protocolo de la Coordinación Sectorial de Trasplantes de Granada es la base del Protocolo Andaluz de Preservación Regional Normotérmica en donaciones de asistolia tipo III, que son las que se producen en una Unidad de Cuidados Intensivos tras un fallecimiento por una parada cardiaca.

En Málaga, esta red de equipos, compuesta por un coordinador de trasplantes, un cirujano de Digestivo y un enfermero perfusionista, se desplaza al centro sanitario que cuente con el paciente que va a donar los órganos con el fin de ayudar a su preservación. Desde que comenzó a funcionar esta red, en el Sector Málaga de Trasplantes se han producido 6 desplazamientos, a los hospitales Costa del Sol y Axarquía, en Málaga, y Torrecárdenas y Poniente, en Almería, que han posibilitado que se lleven a cabo 7 trasplantes de órganos, concretamente, seis de riñón y uno de hígado.

Un “gran reto”

“La gran dispersión geográfica de nuestra comunidad ha supuesto un gran reto para nuestros profesionales y equipos de trasplantes, pero también para la propia Administración sanitaria”, ha manifestado Álvarez, quien ha añadido que todo ello requiere de “más formación, más dotación tecnológica, más desplazamientos, más logística y, en definitiva, un mayor nivel de coordinación en el proceso de donación y trasplantes, que siempre es a contrarreloj”.

El protocolo andaluz establece cuáles son los equipos móviles de donación de referencia para cada provincia, atendiendo a criterios de tiempos de isquemia y distancias. De esta forma, el Hospital Virgen de las Nieves lo es para los hospitales de Granada; el Hospital Virgen del Rocío lo es para los de Sevilla y Huelva; el Hospital Regional de Málaga lo es para los hospitales de su provincia, de Almería y del Campo de Gibraltar; y el Hospital Reina Sofía cubre los hospitales de Córdoba, Jaén y Cádiz.

Gracias a las 32 donaciones asistidas por los equipos móviles en los distintos hospitales andaluces, se han podido realizar 65 trasplantes de órganos. Concretamente, 49 de riñón, 14 de hígado, uno de páncreas y uno de pulmones.

“Todas estas donaciones y estos trasplantes hubieran sido posiblemente inviables sin la colaboración de todos los equipos de donación y trasplantes andaluces y sin esta coordinación que hemos establecido para que la voluntad de una familia se cumpla y pueda producirse la donación independientemente de dónde se produzca el fallecimiento”, ha subrayado la máxima responsable de la sanidad pública andaluza.

Marina Álvarez ha querido agradecer el “tesón y empeño” del coordinador autonómico de Trasplantes, Manuel Alonso, “para que todo salga adelante y para que Andalucía siga dando pasos en este campo, avanzando y buscando todas las opciones posibles para que nuestros pacientes en lista de espera tengan una opción de vida y recuperación”. Asimismo, ha dado las gracias a todos los coordinadores sectoriales y hospitalarios de trasplantes, así como a todos los equipos de trasplantes, por hacer posible esta Red de Equipos Móviles de Donación en Asistolia. “En cada una de vuestras provincias estáis trabajando sin descanso para seguir consiguiendo cifras históricas de donación y trasplantes en Andalucía”, ha ensalzado la consejera.

Donaciones a corazón parado

La donación en asistolia es una modalidad que también es conocida como donación a corazón parado. El descenso de donantes por muerte encefálica, al reducirse los accidentes de tráfico, ha hecho que en España se extienda este tipo de donación en sus diferentes tipos. Los donantes a corazón parado pueden ser personas que sufren una parada cardiaca fuera del entorno hospitalario. Pero también pueden ser donantes a corazón parado pacientes que fallecen en una Unidad de Cuidados Intensivos a causa de una parada cardiaca. Esta es la denominada donación en asistolia controlada o tipo II, ya que puede ser “previsible” y da más tiempo a los equipos de donación y trasplante para coordinarse.

Estas donaciones son posibles gracias a los avances tecnológicos y el desarrollo de técnicas de perfusión y preservación de órganos que se han producido en los últimos años. Entre estos avances se encuentran los sistemas de perfusión como la ECMO, una máquina que permite dar el soporte circulatorio necesario a los órganos del donante en asistolia para que no sufran deterioro desde que se produce el fallecimiento por parada cardiaca.

En Andalucía, se han registrado 391 donaciones en asistolia desde 2010. Concretamente, en 2017, se registraron 100 donaciones en asistolia y en lo que va de año se han registrado ya 68, lo que representa el 28% del total de donaciones que se registran en la comunidad autónoma, un porcentaje superior a la media nacional, que se sitúa en torno al 25%.

Cifras históricas

El coordinador autonómico de Trasplantes, Manuel Alonso, ha detallado las cifras de donación y trasplantes registradas hasta el momento, que siguen siendo “históricas”. Hasta el 19 de junio, se han registrado 228 donantes, con una tasa de 52,6 donaciones por millón de población (p.m.p), superando con cuatro años de antelación el objetivo de la ONT de 50 donantes p.m.p para el año 2022.

Con estas donaciones se han podido realizar 524 trasplantes de órganos en los hospitales públicos andaluces: 344 de riñón, 130 de hígado, 18 de corazón, 20 de pulmón y 12 de páncreas. En 2017, durante el todo primer semestre del año, las donaciones y los trasplantes registradas fueron 211 y 478, respectivamente.

Según Alonso, después de las cifras récords de los cuatro últimos años, el incremento de un 15% en donantes y trasplantes en lo que va de año hacen prever un año más cifras históricas de donantes y trasplantes, siendo posible que, por primera vez en la historia de los trasplantes en Andalucía, se superen los 1.000 trasplantes de órganos en un solo año. La solidaridad de las familias andaluzas sigue siendo muy alta, alcanzando el 89%, lo que sigue representando la “pieza clave para que todos nuestros esfuerzos como sistema sanitario público y como profesionales consigan los mejores resultados”, ha enfatizado Alonso.