APDHA pide al Gobierno que recurra el llamado “acuerdo de la vergüenza”

384
Andalucía al Día, APDHA
Foto Europa Press

Hoy, Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) pide al Gobierno español que recurra el llamado “acuerdo de la vergüenza” ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, por vulnerar los tratados fundacionales y su Carta de Derechos Fundamentales. Para la APDHA, el pacto exige ser tratado con justicia, con un “juicio a los firmantes, condena a los responsables y culpables y reparación a las víctimas con todas sus consecuencias”. Al tribunal europeo, encargado de controlar la legalidad del derecho comunitario, pueden recurrir cualquiera de los países miembro y los organismos de la Unión.

Para la APDHA, el acuerdo UE-Turquía “culmina una trayectoria de política xenófoba que viene a ahondar la catástrofe humanitaria provocada en los pueblos del Oriente Medio, de manera especial sobre el pueblo sirio”. El problema se hace más grave, continúan, si se tiene en cuenta que la xenofobia se ejerce sobre las víctimas de unas guerras en las que la UE ha participado y participa de modo directo o indirecto.

No olvidemos, plantean, que según el informe de Missing Migrants Project, 4.237 personas han muerto tratando de llegar a Grecia, de los cuales 1.040 son menores. “Muertes todas ellas auspiciadas por las cerradas políticas de gestión de fronteras de la Unión y la omisión del deber de socorro ejercida por sus Estados, que solo están siendo mitigadas de manera precaria por la solidaridad espontánea de sus ciudadanos”, arguyen.

Por ello, la APDHA llama la desobediencia civil de la sociedad y las organizaciones sociales para no colaborar en las tareas de ejecución del “acuerdo de la vergüenza”. Asimismo, la organización considera que el pacto “subcontrata la gestión del asilo y la protección de las personas migrantes en manos de Turquía, un país que no respeta los estándares mínimos internacionales de derechos humanos y donde no habrá testigos que velen por los estas personas. Además, Turquía no puede considerarse un país seguro, tal y como muestran los últimos acontecimientos y los conflictos que está teniendo con la población kurda”, asegura.

La entidad de derechos humanos está convencida de que Europa no respetará de forma efectiva los derechos de las personas que solicitan asilo, pues su objetivo fundamental es “deshacerse del mayor número de migrantes en el menor tiempo posible”, mostrándose incapaces o contrarios a cumplir con el acuerdo de realojo alcanzado hace meses, afirma.

Para la APDHA estos hechos convierten la Convención de Ginebra en “papel mojado” y en el fin del derecho de asilo en Europa. Por ello, “se insta a las instituciones europeas a derogar el pacto y comenzar a respetar los derechos y los principios de humanidad básicos”.

Desde la asociación lamentan que España no haya cumplido con el compromiso de realojar a 16.000 personas refugiadas -de las que solo ha acogido a 18- y que no haya respetado el mandato del Parlamento de no aceptar el pacto por no garantizar el respeto al derecho de asilo.

Por último, la APDHA augura serias consecuencias a las que “toda la ciudadanía europea tendrá que hacer frente por la traición a los derechos humanos y a los principios que asientan la construcción del proyecto europeo en esta página negra de la historia, que atenta contra la dignidad más básica del ser humano”.