ARA reivindica una mayor presencia de las mujeres en los Grupos de Desarrollo Rural andaluces

462
Andalucía al Día, ARA
Sierra de Segura. Trabajos forestales

La presidenta de ARA, Rosario Andújar Torrejón, ha animado hoy a los Grupos de Desarrollo a que fomenten y faciliten la participación activa de las mujeres en sus órganos de gobierno en el nuevo marco de ayudas 2014-2020 de cara a conseguir una representación igualitaria tanto de mujeres como de hombres.

Y es que la presencia de las mujeres – a través de asociaciones, principalmente- en los órganos de gobierno de los Grupos de Desarrollo Rural (Juntas Directivas y asambleas) se sitúa en torno al 30,2% siendo su participación ligeramente superior en las asambleas con un 30,4%.

La presidenta de ARA ha explicado que la Asociación ha asumido el compromiso de contribuir a visibilizar el papel de las mujeres rurales en el desarrollo de sus territorios ya que “el futuro de las áreas rurales pasa por una mayor igualdad de género y más oportunidades para las mujeres”.

Para ello “es fundamental promover, entre aspectos, el asociacionismo de las mujeres y el trabajo en red como elemento clave para el desarrollo de la igualdad en el medio rural”.
Así ha destacado -coincidiendo con el Día internacional de la Mujer Trabajadora- el papel fundamental que desempeñan las mujeres como creadoras de valor, riqueza y cohesión social en el medio rural añadiendo que son “claves para el presente del sector y para su proyección de futuro, desde un desarrollo sostenible”.

Datos en Andalucía

Más de 2,2 millones de mujeres viven en municipios rurales lo que supone casi la mitad de la población rural andaluza. Su importancia viene justificada no sólo por las cifras sino porque también son “pieza clave “ en el desarrollo de los territorios rurales ya que afianzan la población y evitan el abandono de los pueblos, reflexiona Andújar.

No obstante, y a pesar de su importancia estratégica, los números demuestran que las mujeres tienen mayor dificultad no sólo para acceder al empleo sino también para llevar a cabo proyectos emprendedores.

Para ello –continúa- “hay que eliminar las trabas administrativas y financieras que impiden el acceso de las mujeres, y también de la juventud, a los recursos económicos que se destinan a los territorios rurales a través de los Grupos de Desarrollo Rural”.
Respecto al nuevo marco de ayudas 2014-2020, Andújar Torrejón ha afirmado que se da una prioridad absoluta a la juventud y a las mujeres del mundo rural tal y como queda recogido en los objetivos de las estrategias de los GDR.

El papel de las Federaciones y Asociaciones de Mujeres

ARA ha entrevistado, dentro del Plan de Igualdad con el que cuenta- a más de una decena de presidentas de Federaciones y Asociaciones de mujeres rurales que trabajan por visibilizar su papel en el desarrollo de sus territorios. Todas ellas coinciden en señalar que las “mujeres rurales y urbanas deberían tener las mismas oportunidades”. Para avanzar hacia una igualdad real y efectiva, demandan más formación, sensibilización, empoderamiento, servicios públicos de calidad, empleo, entre otros aspectos.

He aquí una muestra:

Adela Romero Ruano es la presidenta de la Federación de Mujeres de la Comarca Nororiental de Málaga Podemos, colectivo recientemente premiado con la Bandera de Andalucía en Málaga. Dinamizadora y agente cultural, Romero Ruano trabaja “codo con codo” con los Ayuntamientos en acciones de sensibilización y dinamización de la juventud y las mujeres de la zona. Con una participación muy activa en el GDR de su zona, Nororma, la Federación de mujeres reivindica que los Grupos cuenten con más fondos para trabajar la igualdad en sus territorios.

Marisa Morales Sancha preside la asociación de mujeres AFAN XXI ubicada en la localidad de Salteras en la comarca del Aljarafe Doñana. La asociación forma parte del Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres. Desde su asociación reivindica un mayor apoyo para que las mujeres emprendedoras puedan impulsar sus proyectos así como medidas de conciliación que contribuyan a facilitar el acceso al mercado laboral de mujeres.

Concepción García Martínez es la presidenta de la Organización Feminista de la Subbética Cordobesa y de la Federación Mujeres Subbética “Minerva” de Córdoba. Afirma que en el medio rural es necesario una división más igualitaria de los espacios.

Por su parte, Mª Isabel López Infante, de la Asociación de Mujeres Rurales de la Subbética Cordobesa y de la Asociación de Mujeres Rurales de Córdoba pone el acento en las mujeres universitarias del mundo rural. “Hay que darles una oportunidad laboral y mejorar los servicios para que no abandonen nuestros pueblos”.

Para Mª Pilar Campos Sánchez, presidenta de la asociación La Yedra de Benamejí (Córdoba) “el medio rural puede suponer un escollo más en la conciliación laboral y familiar”. Uno de esos escollos a superar según Juana Jiménez Ríos, de la Asociación de Mujeres “Amatista” de Coín y Joaquina Espejo Caballero del Valle del Guadalhorce es que “las mujeres soportan, casi en exclusividad, el cuidado de los mayores”

Mª Carmen Salamanca Hernández, presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Sulayr de Guadix (Granada) considera que “la falta de servicios condiciona la participación de las mujeres rurales en el ámbito público”

Por ultimo, Ana Mª Jiménez Díaz, maestra rural de Coín y fundadora de la asociación Amatista se muestra convencida de que la coeducación es la mejora alternativa para educar en igualdad la escuela y la familia juegan un importantísimo papel en la prevención de la violencia de género.