2016: Balance jocoso-festivo de Andalucía

En cuestiones políticas, Lola Flores vive, la lucha sigue.

992
Con esta chavalería empezaba la chavalería tradicional el 2016. Europa Press.

Sin duda, 2016 ha sido un año único, no volverá a haberlo hasta que llegue el dos mil dieciséis del mundo paralelo en el que la gente de Asturias no reconquistara la Iberia y los musulmanes siguieran campantes y reinantes por toda Europa, y eso no sucederá hasta dentro 622 añazos. Habría que ver la cara de gentes como Jorge Fernández Díaz, cuyo ángel de la guarda se llamara Mustafá en vez de Marcelo. Irrepetible, ya les digo, para el mundo en que vivimos. Absolutamente irrepetible.

A no ser, ojo, que el continuo espacio tiempo no sea una línea recta, sino que sea una circunferencia y todo lo que sucede en el universo se repita cada varios millones de millones de años. En ese caso, el 2016 volverá a suceder dentro de millones de millones de años, lo cual veo indefiníblemente difícil de contar. Se lo contará Jordi Hurtado.

En cualquier caso, ha sido un año vivaracho, con sus muertes y sus nacimientos. Sus repuntes y sus desplomes, su rock y su roll. Si hablamos de muertes, una de las más importantes ha sido sin duda la de Francisco “the Franning” Gorgolla, que gustaba del huevo frito con su poquita de cebolla, primer cantaor flamenco en dar un concierto para nadie en concreto, fue de esta conceptualidad de la que nació el disco Épsilon, un LP grabado en directo en un show al que no acudió nadie.

Como nacimientos importantes, no cabe sino renombrar y redecir el del sobrino del Duque de Pranningtonshire, familia inglesa que va tanto a Sancti Petri que ya los consideramos casi que de aquí, de hecho, el pequeño, al que han llamado (traducido) Fernando Jorge Alfredo Carlos Luis Alfonso María del Jolgorio Bendito de la Buena Fe y el Tinto de Verano (esto último nombre sólo en el carnet de identidad, pues el obispo de Cádiz consideró que la sangre de cristo no es cosa que deba mezclarse, admitiendo que si hubiera sido “Riojita” en vez de “de Verano” hubiera sido perfectamente válido), como decíamos ayer: El pequeño, al que han llamado Fernando Jorge Alfredo Carlos Luis Alfonso María del Jolgorio Bendito de la Buena Fe y el Tinto de Verano, ya ha sido calificado por sus primos de Jeré como “er Cabesa”.

En el mundo económico sin duda lo mejor ha sido que el índice bursátil del Handenauer ha estado todo el año al alza; en cambio, lo peor es que el informe Condemor ha traído cierta incertidumbre en los mercados; sobre todo al mercado de la Plaza del Tiro de Línea, Sevilla, donde el frutero Javier Núñez advertía: “home, yo qué quiere que te diga, pero con la entrada de Papúa Guinea en el mercado de la melva, ya me dirás tú qué hago yo con los perejile y las chirimoyas”.

El el mundo del deporte, Andalucía sigue destacando en el ping; el pong, por contra, se nos resiste como se le resiste a David Bisbal cantar una canción que desde este diario podamos considerar medio qué. En este sentido, David Bisbal vestido de torero haría que la corrida del Domingo de Ramos en la Maestranza la cambiaran al jueves.

En conclusión, la melva canutera siempre es un acierto; un chupito es como una copa, lo malo es el porrazo que te pega; Ngorogoro es un nombre muy de moda en la versión africana del tanguillo magdaleno; en agosto, Barbate; en julio, Fuengirola; y, en cuestiones políticas, Lola Flores vive, la lucha sigue.