Barcelona-Betis: Un año después de aquella machada

Dadas las circunstancias, lo normal es que el Barcelona pierda contra el Betis de forma que también es probable que el Betis le gane al Barcelona.

87
Messi, jugador del F. C. Barcelona. Europa press

La segunda jornada de Liga enfrenta al Fútbol Club Barcelona y al Real Betis Balompié. El partido será hoy domingo a las nueve de la noche y lo dará una televisión privada, como no puede ser de otra manera. Ya saben ustedes que, en este pueblo que es el fútbol, es verdadera devoción lo que hay por la televisión privada. Tebas se convierte cuando se le cuestiona esta circunstancia. “¿Pero usted sabe lo que es la televisión privada en esta Liga?”

Mientras tanto, los clubes adscritos hacen de Policía para los aficionados: “Ya cobramos las camisetas a 100 euros cuando las podríamos cobrar a pochocientos millones”; “Hemos puesto el partido de los lunes para que podáis verlo en vuestra casa tranquilamente después de trabajar aunque estéis viviendo en China. Sobre todo si estáis viviendo en China”; “Las entradas las ponemos así a pesar de que vendiéndoselas a los turistas podríamos ganar más dinero”… ¿Y aún así no quieres seguir los mandatos de la Televisión privada?

Barcelona-Betis, un partido que promete espectáculo

Ya sea por Messi o por Fekir, habrá espectáculo. Si el partido no procurase un espectáculo vertiginoso, la prensa deportiva se encargaría de hacer un reportaje sobre porqué no ha sido un espectáculo vertiginoso. Les damos cuenta de los titulares: ¿Por qué se rasca Messi la rodilla? La razón te sorprenderá. Luis Suárez le hinca el diente… A un asado. Y, en el caso de determinados sectores del periodismo más nacional: Piqué, interesado en formar un grupo de empresas independiente. Piqué se supera: Pone una vaya separatista de su vecino.

Pronóstico y razones

El Barcelona llega después de haber perdido un partido en Bilbao porque Aduriz, un alienígena nacido en San Sebastián, hizo del primer balón que tuvo una chilena imposible. A esto hay que sumarle que la mayoría de los delanteros culés están lesionados. Entre ellos Messi, que llegará justito. A su vez, los experimentos del centro del campo no le salieron bien a Valverde, así que Rakitic y Busquets no se han entrenado dentro de su acomodada normalidad. Por si fuera poco, a Piqué le cuesta arrancar en la Liga, así que será vulnerable. Si había de darse algún tipo de circunstancia en el universo para que el Betis le ganase al Barcelona, probablemente sean las anteriores. Por eso lo normal es que el Betis pierda.

Por otra parte, el Betis también viene de perder. Lo hizo en casa contra el Valladolid en un partido serio, pero desacertado desde el minuto ocho. A su vez, se lesiona Borja Iglesias, cuyo tobillo (a considerar sacrosanto, reliquia o vida de funcionario en la parroquia hispalense) se torció contra el Valladolid. Por cierto, el Valladolid había perdido no sé cuántas veces en el Benito Villamarín, pero el domingo pasado ganó. Las cosas son así. Canales no estará al cien por cien, la defensa, en general, tampoco y Loren, aunque marcó el otro día, no parece estar a su mejor nivel. Por todo lo anterior lo normal es que el Betis gane 4-0 con cinco goles del canterano marbellí (uno será anulado injustamente).