Bomberos extinguen el incendio de una vivienda en el barrio de León

142
bomberos sevilla

Salvamento del Ayuntamiento de Sevilla, en coordinación con Policía Local, EPES, UMIES y Cuerpo Nacional de Policía, ha extinguido el incendio de una vivienda en el barrio de León, en Triana, en el que no ha habido heridos. Los hechos sucedieron durante la pasada madrugada, cuando diversas llamadas a los teléfonos de emergencias alertaron de un incendio en la Calle Regla Sanz, al que se desplazaron las unidades.

Los efectivos de bomberos se introdujeron en el inmueble, de dos plantas de altura más un castillete con una antena de telefonía móvil, para comprobar que no permanecían ocupantes en su interior. Se trata de una casa de 200 metros de profundidad, con una primera planta diseñada como taller de bellas artes o artesanía en la que se encontraban diferentes materiales inflamables para uso artístico profesional, como pinturas y disolventes, que dispararon la carga calorífica. En esta inspección constataron además que había tres bombonas de gas butano, de las que al menos una registraba pérdidas. El incidente además había provocado graves daños en la estructura de perfilería metálica.

Estos indicios llevaron a la conclusión de abandonar la vivienda para desarrollar el trabajo que continuó desde una zona de seguridad. Minutos después del desalojo se produjo el hundimiento de la zona trasera que ha afectado al patio, a un aparcamiento y a una parte de la casa.
Los servicios de emergencia social del Ayuntamiento de Sevilla, UMIES, han atendido a los tres ocupantes, a los que ofrecieron una alternativa habitacional que rechazaron y han quedado acogidos en su red familiar. Bomberos continuaron trabajando en la zona afectada hasta primera hora de la mañana e investiga junto con Policía las causas del incidente.
El delegado de Movilidad, Seguridad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, ha destacado la celeridad de la actuación de los servicios de emergencia, y en especial “las decisiones que tomaron los responsables del cuerpo de Bomberos, como el jefe y el suboficial de guardia, que han salvado la vida de los compañeros al percibir que las circunstancias no eran las idóneas para sofocar el incendio desde el interior y que han resuelto esta situación sin que haya que lamentarse daños personales”.