Ramírez de Arellano: “Tenemos que actuar con inteligencia y con diligencia”

360
Andalucía al Día, Declaraciones Ramírez de Arellano Abengoa

“Más allá del rescate de la empresa en sí o de los acreedores de la empresa, la verdadera preocupación que debemos tener ahora es retener el talento de estos empleados, porque si no hacemos el esfuerzo adecuado acabarán trabajando en otros países”.

Así se ha expresado el consejero de Economía de la Junta de Andalucía, Ramírez de Arellano, sobre la situación de Abengoa, en unas declaraciones realizadas esta mañana antes de su intervención en la presentación de la revista ‘Andalucía I+D+i’

“Tenemos que actuar con inteligencia y con diligencia porque si no el problema puede llegar a ser mucho más grave que puramente económico”, explicaba el consejero, al mismo tiempo que recordaba que desde el punto de vista formal la empresa se encuentra en preconcurso de acreedores. “Evitar el concurso final es el objetivo”, pero incidía en que es “fundamental” que las entidades financieras colaboren. “Y si hay que buscar fórmulas financieras distintas a las del pasado, pues hágase, dando tiempo a que la empresa se reestructure”.

Posteriormente, durante su intervención en la presentación de la revista ‘Andalucía I+D+i’, editada por ABC, ha destacado que Andalucía apuesta por la I+D como motor de cambio “hacia un modelo económico inteligente, sostenible e integrador”, un proyecto que no se solventa en una legislatura.

En este proceso, ha explicado, jugará un papel fundamental el nuevo Plan Andaluz de Investigación, “que cumple ahora los últimos trámites para ser aprobado, alineado con las directrices que marca Europa, a través de la especialización inteligente y Horizonte 2020, y que asume los retos que plantea la Agenda por el Empleo”.

Entre los retos del PAIDI, ha señalado el comprometer más recursos públicos e incentivar los privados, ya que para el consejero la apuesta por el conocimiento debe ser necesariamente compartida “si realmente queremos cambiar de marcha y ganar velocidad”.

En este sentido, ha recordado que, actualmente, Andalucía está consolidada como la tercera comunidad que más financiación destina a ciencia, aunque de cada tres euros que se dedica a la I+D, dos proceden de fondos públicos.

Según Ramírez de Arellano, es necesario dar la vuelta a esta situación para no seguir frenando el desarrollo de Andalucía, impulsando que los sectores clave sean tractores de la I+D a través de una innovación que se traduzca en productos y servicios competitivos, y permita las condiciones para tener empleos de calidad.

En concreto, el PAIDI plantea que Andalucía debe llegar al 2020 invirtiendo el 2,2% de su Producto Interior Bruto en generar, transmitir y aplicar conocimiento, para lo cual espera movilizar hasta esa fecha más de 16.000 millones, asumidos en equilibrio por el sector público y el privado.

Para lograrlo, el titular de Economía ha reclamado un esfuerzo común entre administraciones y empresas, “para generar un ecosistema de investigación competitiva, de calidad y de proyección internacional, que seguirá fortaleciendo las bases para que se produzca la innovación necesaria para una economía basada en el conocimiento”.