Camille Decourtye y Blaï Mateu Trias muestran en el Teatro Central

129

El Teatro Central de Sevilla da otra vuelta de tuerca en su objetivo de mostrar las tendencias escénicas más arriesgadas: los días 14 y 15 de febrero en la sala A se representa ‘Là’, pieza para dos intérpretes y un cuervo, que pone en escena el dúo francocatalán formado por Camille Decourtye y Blaï Mateu Trias (Baro d’evel cirk). Esta es la primera parte del díptico ‘Là, sur la falaise’, cuya segunda está en proceso. La dramaturgia de Baro d’evel cirk incide en el gesto, bordea la línea entre la danza y el circo e incorpora animales en escena. La obra tiene la colaboración de María Muñoz y Pep Ramis / Mal Pelo en la Dirección.

‘Là’ son tres personajes -un hombre, una mujer y un cuervo- sobre un decorado de un blanco inmaculado; los artistas se observan, se comunican, caminan a la búsqueda de un lugar: ‘Là’, hacia donde se dirigen mediante el mestizaje de circo, canto, danza y otras expresiones escénicas; muestra esa lengua sin palabras ni pausas que se desarrolla bajo nuestras vidas y nos invita a observarnos en la superficie cambiante de nuestros gestos. Haciendo un zoom al presente del aquí y del ahora, la obra revisita los gestos ignorados, los gestos impulsivos, los de la sacudida, los del espasmo o del grito, los de la vida a cualquier precio.

‘Là, sur la falaise’

El díptico ‘Là, sur la falaise’ desarrolla tres grandes líneas de investigación: el blanco y negro para el trabajo de las materias y la transformación de los espacios; el equilibrio y el desequilibrio para abordar el trabajo del cuerpo y de la voz; y el trabajo con animales. Desde la visión escénica del dúo Baro d’evel cirk, cada disciplina utilizada, cada individuo (tanto humano como animal) se imbrican para una construcción equilibrada, donde una escritura ajustada y una parte de improvisación se responden entre sí.

Desde su creación hasta aquí, las propuestas de Camille Decourtye y Blaï Mateu Trias no han dejado de sorprender allá donde se han representado. Su espectáculo ‘Là’, en concreto, ha sido recibido como una auténtica joya escénica en festivales como el de Montpellier Danse o el Grec de Barcelona, así como en teatros de toda Europa.

Camille Decourtye y Blaï Mateu Trias

Camille Decourtye estudió en el conservatorio, donde desarrolló su singular voz, antes de orientarse plenamente hacia el circo, y ha pasado también por el prestigioso Centro Nacional de las Artes del Circo (Francia). Por su parte Blaï Mateu —hijo del gran Tortell Poltrona— se ha formado igualmente en el mismo centro que su compañera. El dúo fundó la compañía Baro d’evel cirk, que nació como colectivo en 2001, y asumió la Dirección Artística en 2006.

Camille Decourtye y Blaï Mateu Trias explican los fundamentos de su dramaturgia: “Todos los artistas, colaboradores y técnicos se influyen, buscar un arte total es un desafío para nosotros; mezclamos el movimiento, la acrobacia, la voz, la música, la materia; nuestra particularidad es incorporar a esa búsqueda la presencia de animales: sobre el escenario los animales aportan cierta emoción resplandeciente que impresiona al espectador y la representación se percibe de otro modo”.

“Tener escrituras milimetradas y, al mismo tiempo, totalmente libres es un modo de estar continuamente buscando la exactitud del instante. Nos gusta pensar el espectáculo como una ceremonia, como un reencantamiento, invitar a todas las disciplinas, tener en el escenario animales, niños, artistas, para elaborar espectáculos que lleven al espectador por un laberinto interior, por un sueño, pero estando despierto”.