Carmen Ortiz afirma ante el sector hortofrutícola que los retos se superan con “diálogo, acuerdo y confianza”

474
Andalucía al Día, reunión hortofrutícola

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, ha asegurado que la “unidad y la colaboración son fundamentales para que el sector hortofrutícola almeriense siga creciendo en competitividad y en fortaleza”. La consejera,ha afirmado que “cualquier situación debe abordarse desde el diálogo de todas las partes, comercializadoras, distribuidoras, Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas y las administraciones para buscar entre todos soluciones y llegar a acuerdos en un clima de confianza”.

Ortiz se ha reunido con representantes del sector hortícola almeriense para abordar diferentes cuestiones que les preocupan. La consejera ha querido recordar que Almería es un “referente” en los mercados europeos y que aporta el 36% del valor de todas las exportaciones de hortalizas frescas de España. Ortiz ha reconocido que existe preocupación por la caída de precios en algunos productos en concreto y que esto se debe a varias cuestiones, como las condiciones climáticas.

Según la consejera “la temperatura no baja ni en España ni en Europa, por lo tanto hay un exceso de producción que está yendo a los mercados y está produciendo mayor oferta que demanda”. Otros de los motivos que la consejera ha señalado como causantes de esta situación son la entrada de productos de Marruecos o Turquía, además del veto ruso que está afectando al sector por segunda campaña consecutiva.

La representante del Gobierno andaluz ha apelado al “diálogo, el acuerdo y la confianza de todas las partes” para buscar soluciones y ha insistido en el papel importante que desarrollan tanto las OPFH como la Interprofesional de Frutas y Hortalizas de Andalucía, Hortyfruta, que tienen en sus manos herramientas como la retirada de productos para superar la actual coyuntura. Según la consejera, tanto las OPFH, con los fondos operativos, como la Interprofesional son las entidades que pueden articular los mecanismos que salvaguarden la calidad de los productos y el equilibrio del mercado.