Carmen Ortiz destaca que el sector agroalimentario andaluz invierte cada día 300.000 euros en investigación y desarrollo

350
Andalucía al Día, Forum Europa

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, ha asegurado que el futuro del sector agroalimentario de Andalucía pasa por “fomentar la investigación y la innovación para ganar en calidad, sostenibilidad y competitividad”. En su intervención en el Fórum Europa Tribuna Andalucía que se ha celebrado en Málaga, Ortiz ha recordado que el sector agroindustrial “es estratégico para Andalucía y tiene una enorme importancia económica, social y ambiental” y que realiza importantes esfuerzos por innovar y modernizarse. La consejera ha subrayado que “desde 2002 hasta 2013, las empresas agroalimentarias andaluzas han invertido casi 1.000 millones de euros en actividades innovadoras y 288 millones de euros en I+D interna, lo que supone una inversión diaria de 300.000 euros en actividades de I+D+I”.

Carmen Ortiz ha señalado que Andalucía es una potencia agroalimentaria, en producción, comercialización y exportación y que “el complejo agroalimentario andaluz es un motor de crecimiento para construir una recuperación económica sólida, si somos capaces de afianzar nuestro liderazgo mejorando la industrialización y la comercialización”. La consejera ha indicado que la innovación es un elemento esencial para el futuro de este importante sector económico.

La consejera ha afirmado que, aunque se están dando pasos importantes, aún hay que invertir más porque “la intensidad de la innovación de las industrias agroalimentarias andaluzas está por debajo de la media nacional”. La titular de Agricultura ha animado a los empresarios del sector a aprovechar oportunidades y apoyos como los que brindará el Plan de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020, que incorpora como novedad la figura de los Grupos Operativos de Innovación, creada para hacer frente “al reto fundamental de acercar la investigación al tejido productivo, tras el análisis de las necesidades del sector para lograr una óptima transferencia de conocimiento”.

Estos grupos “permitirán el acercamiento entre agentes del conocimiento, empresas y mundo rural”, según ha explicado la consejera, y ha destacado que contarán con una línea de ayudas de 20 millones de euros para apoyar su constitución y el desarrollo de los proyectos innovadores. La consejera ha anunciado que la convocatoria para acceder a estas ayudas se publicará en los próximos meses. Con ellas, según Ortiz, “se pretende impulsar proyectos de interés regional que aporten valor a toda la cadena agroalimentaria”. Carmen Ortiz ha indicado que la innovación es un objetivo transversal del PDR y que no sólo cuenta con este apoyo específico, sino que será un criterio de valoración preferente en otras líneas de incentivos.

La consejera de Agricultura ha animado a los productores a acogerse a esta línea de incentivos y al resto de propuestas como la que realizará el Ministerio para financiar proyectos de interés nacional, puesto que ambas convocatorias ayudarán en el impulso de sectores de gran interés para Andalucía.

Incorporación de jóvenes

Carmen Ortiz ha asegurado que Andalucía cuenta con “el potencial investigador, científico y técnico y con empresas productoras líderes, con clara vocación exportadora”. Estos elementos son, según la consejera, fundamentales en un mercado cada vez más globalizado y competitivo. Ortiz ha indicado que estamos en un nuevo escenario en el que además se están incorporando cada vez más jóvenes a la actividad agraria, y que ello repercute en una mayor profesionalización y modernización de las explotaciones y las empresas.

La Consejería de Agricultura está haciendo un importante esfuerzo para respaldar el relevo generacional que se está experimentando en el sector, y según Ortiz, “prueba de ello es la enorme demanda que han tenido las ayudas a primera instalación de agricultores y ganaderos jóvenes que nos ha obligado a ampliar el presupuesto de 20 a 90 millones de euros para atender al mayor número de beneficiarios posibles”. La consejera ha recalcado que los jóvenes encuentran cada vez más una oportunidad laboral en el campo y, para dar idea de este fenómeno de cambio, ha citado datos de Eurostat que señalan que por cada joven que se incorpora a la actividad agraria se generan entre 7 y 10 puestos de trabajo en el medio rural.

Investigación e innovación

Andalucía cuenta con herramientas públicas para apoyar esta transformación, como por ejemplo el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), que, según ha afirmado la consejera, realiza una importante labor de investigación y formación, y solo en los últimos 4 años “ha ejecutado 551 proyectos de I+D con una financiación de 18 millones de euros”. Entre los recursos públicos para la innovación en el sector agrario, Ortiz ha señalado también los organismos dependientes de CSIC, como el Instituto de la Grasa o la Finca La Mayora, además de las Universidades Públicas o el Campus de la Excelencia Agroalimentaria (CeiA3) en el que están implicadas varias universidades andaluzas.

La consejera ha destacado los avances que se han realizado en Andalucía en proyectos relacionados con bioeconomía y economía circular; para el aprovechamiento de la biomasa; el desarrollo de maquinaria para la recolección de olivar a través del proyecto Mercaolivar; el desarrollo de nuevas variedades de semillas; el control biológico de las plagas; avances en tecnología de invernaderos así como el uso de robótica y agricultura de precisión con el uso de drones, GPS e imágenes por satélite.

Pero además de todos estos avances, Carmen Ortiz ha indicado que hay mucho camino por recorrer y ha señalado algunos retos que tienen carácter estratégico como la mejora de la eficiencia en el uso de los recursos, especialmente de agua y energía, medidas de adaptación al cambio climático y de una economía baja en carbono y “en la diferenciación clara de nuestras producciones a través de la calidad, la sostenibilidad, la salud y la responsabilidad social”.