Cereales y oleaginosas enfrentan un año difícil por las condiciones meteorológicas

648
(De izq. a der.) Francisco Zurera, Ignacio Fernández de Mesa y el presidente de la Caja Rural de Córdoba, Ricardo López-Crespo

Los cultivos de cereales y oleaginosas atraviensan un año difícil en la provincia de Córdoba debido a las condiciones meteorológicas, según se ha puesto de relieve hoy durante la mesa redonda técnica que se ha celebrado en la Cámara de Comercio.

Durante la inauguración de la jornada, el presidente de la Cámara de Comercio, Ignacio Fernández de Mesa, ha señalado que este año la meteorología ha resultado adversa para estos cultivos, afectados primero por la sequía invernal, seguida de abundantes lluvias a destiempo que han traído plagas y enfermedades.

Los agricultores se enfrentan, por tanto, a importantes daños y la consecuente pérdida de producción en esta campaña de cereales. No obstante, Fernández de Mesa confía en que no afecte a la calidad de la cosecha, que comenzará en breve.

Al margen de esta situación coyuntural, el delegado territorial de Agricultura de la Junta de Andalucía, Francisco Zurera, ha asegurado ante un auditorio abarrotado que el cultivo de cereales y oleaginosas “tiene futuro” en la provincia, pues “presenta las condiciones idóneas de clima, tierra y buen hacer de los agricultores”.

Según los datos aportados por Zurera, la provincia de Córdoba cuenta con 145.000 hectáreas de cereal y 47.000 hectáreas de girasol, que supusieron en conjunto un valor aproximado de 88 millones de euros en 2015 para el campo cordobés.

La Lonja de contratación de productos agrarios de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Córdoba, en colaboración con ASAJA y la Fundación Caja Rural del Sur, ha organizado esta jornada para dar a conocer la situación actual de los mercados agrícolas y debatir sobre los retos y oportunidades de negocio del mundo agroalimentario.

En las jornadas, que ha clausurado el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado, han participado importantes empresas del sector como COVAP, Pastas Gallo, Barilla o Agropro Grupo-Sovena, además de Cooperativas Agroalimentarias y Villafranquina. Todos ellos han tratado sobre el cultivo del girasol y el trigo duro y las producciones agrícolas alternativas, junto a la tendencia del mercado actual de los cereales.

El objetivo de este encuentro es dinamizar y promocionar un pilar fundamental de la economía cordobesa, como es el sector agroalimentario, y exponer a los asistentes casos de éxito de empresas agroalimentarias de renombre ofreciendo sus experiencias profesionales.