El CNIC apuesta por la ciencia y la igualdad de género

La Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, participa en una Jornada celebrada con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia en el CNIC

940
Andalucía al Día, Día de la mujer investigadora CNIC

¿Qué barreras hay para ser una investigadora? ¿Qué habría que cambiar en el sistema educativo, formal e informal, para romper con los estereotipos que obstaculizan la igualdad en I+D? ¿Son positivos los sistemas de cuotas o la eliminación de barreras en el lenguaje, los sesgos de género en la evaluación o la corresponsabilidad institucional y de las familias para conciliar la vida personal, familiar y profesional? Estas son algunas de las cuestiones que se han debatido en la Jornada celebrada con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) que ha contado con la asistencia de Carmen Vela, Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación; Ana Puy, Directora de la Unidad de Mujeres y Ciencia (UMYC), y Jesús F. Crespo, Director del Instituto de Salud Carlos III.

La ciencia y la igualdad de género son vitales para realizar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluidos en la Agenda 2030 de la ONU. En los últimos 15 años, la comunidad internacional ha hecho un gran esfuerzo inspirando y promoviendo la participación de las mujeres y las niñas en la ciencia. Desafortunadamente, las mujeres siguen enfrentándose a barreras que les impiden participar plenamente en esta disciplina. De acuerdo con un estudio realizado en 14 países, la probabilidad de que las estudiantes terminen una licenciatura, una maestría y un doctorado en alguna materia relacionada con la ciencia es del 18%, 8% y 2%, respectivamente, mientras que la probabilidad para los estudiantes masculinos es del 37%, 18% y 6%.

Con el fin de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas, y además para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió proclamar el 11 de febrero como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

Carrera investigadora

El CNIC ha participado en esta iniciativa con esta jornada en la que se proyectó un vídeo en el que se recogen los testimonios de investigadoras del CNIC en distintas etapas de la carrera investigadora con el que pretende animar a las investigadoras del futuro a que no dejen atrás su vocación a pesar de las dificultades que se puedan presentar en su camino. Además, asistentes han podido conocer de primera mano las distintas etapas de la carrera científica y la relevancia que tiene el ‘mentoring’ y la educación de las más jóvenes.

Durante la mesa redonda dedicada a la igualdad y ciencia, que fue moderada por la Secretaria de Estado, Carmen Vela, y en la que intervinieron Rafael Bachiller, Director del Observatorio Astronómico Nacional; Flora de Pablo, Profesora de Investigación del CSIC; Ángela Bernardo, Periodista Científica; Guadalupe Sabio, Investigadora del CNIC, y Antonia Tomás Loba, Investigadora del CNIC, se abordaron temas como la educación sin estereotipos y para la igualdad (corresponsabilidad y aceptación de que tenemos un sesgo todos debido a nuestra educación), el sistema de cuotas y acciones positivas, el mentoring formal e informal o las medidas estructurales recomendables para evitar sesgos de género en la evaluación de la producción científica debidos a los “silencios curriculares” por maternidad o atención a dependientes

Para cerrar la jornada Carmen Vela entregó una ayuda de 15.000 euros dedicada a impulsar el Doctorado de una investigadora joven que ha sido donada por la Fundación Enrique Flores, que estuvo representada por Silvia Roo.

Sobre CNIC

El Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), dirigido por el Dr. Valentín Fuster, tiene como misión potenciar la investigación cardiovascular y su traslación al paciente. Su actividad le ha merecido ser reconocido como uno de los ‘Centros de Excelencia Severo Ochoa’. El centro se financia mediante una fórmula pionera de colaboración público-privada entre Gobierno, a través del Instituto de Salud Carlos III, y la Fundación Pro CNIC que agrupa a 14 de las más importantes empresas españolas.