Comenzamos un invierno que podría ser más cálido y seco de lo habitual

197

El 1 de diciembre comienza el invierno climatológico, una de las estaciones más húmedas, pero las previsiones estacionales señalan que difícilmente se paliará la sequía que afecta al norte e interior de la Península.

El otoño climatológico ha estado caracterizado por lluvias torrenciales en el Mediterráneo durante septiembre y octubre; mientras que en noviembre han predominado las bajas temperaturas e importantes nevadas en la mitad norte.

Noviembre terminará con pequeños cambios meteorológicos. Durante los últimos días del mes las temperaturas tenderán a ascender, sobre todo en el litoral este, donde tendrán un ambiente bastante estable. Las precipitaciones se extenderán por puntos del oeste y norte del país, también en los sistemas montañosos, pero no serán intensas. A partir del sábado podrían volver el frío y las precipitaciones.

En algunas regiones de la Península Ibérica la sequía sigue siendo bastante preocupante. Las previsiones para el invierno, según los meterólogos de Meteored (tiempo.com), señalan que puede ser más cálido y seco de lo habitual. Según el modelo ECMWF, el mes de diciembre será húmedo en el norte e interior, mientras que enero y febrero se caracterizarían por las escasas precipitaciones en gran parte del país. Las temperaturas estarían por encima de la media, menos en el extremo oeste y sur, donde rondarían los valores habituales.

Si estas previsiones para el invierno se cumplen, puede suponer un problema bastante importante para el interior y oeste, ya muchos embalses siguen prácticamente vacíos y han comenzado las restricciones de agua.