“Comprometi2…”, lema de la campaña del voluntariado andaluz en 2016

La Plataforma Andaluza de Voluntariado ha protagonizado el proceso de elaboración de la Ley que introduce el voluntariado en menores, empresa o Universidad

570
Andalucía al Día, voluntariado
Foto Facebook Plataforma Andaluza de Voluntariado

Las personas voluntarias ponen por encima de otras ocupaciones la de ayudar a los más desfavorecidos. El lema de este año “Comprometi2…” pone en evidencia que la acción voluntaria busca de las personas la entrega regular de nuestra persona a las necesidades humanas y sociales. Hemos elegido tener obligaciones para que otros tengan derechos y esto sólo es posible con el compromiso constante , semanal, diario de las personas que deciden estar cerca de la necesidad.

La Plataforma Andaluza de Voluntariado agrupa a las entidades de voluntariado que durante todo el año buscan la mejor manera de atender y acompañar esas realidades de pobreza y de marginación.

Nueva Ley del Voluntariado

En 2015 se aprobó en el Congreso la nueva Ley estatal del Voluntariado. La Ley andaluza está a punto de ser aprobada y va a recoger y actualizar la realidad voluntaria para acercarla a situaciones y demandas que la sociedad tiene en la actualidad. Temas como el voluntariado desde los 12 años, la acción voluntaria de personas que cumplen penas o el voluntariado promovido por las empresas son algunos de los asuntos a los que intenta dar respuesta

Comprometiéndonos con la necesidad

En estos tiempos, consideramos demasiado normales las situaciones de pobreza y de exclusión, lo que a veces provoca la desafectación de los problemas, y la indiferencia ante cuestiones que consideramos difíciles de resolver. El Voluntariado en la actualidad es el revulsivo muchas veces en situaciones de fragilidad social y hace que las personas vulnerables sean asistidas y acompañadas. El lema de este año recuerda la importancia de la acción voluntaria en todos esos procesos.

La Financiación no sostenida e inestable impide mantener estructuras sólidas dentro de las organizaciones que faciliten la selección, captación y formación de persona voluntarias. Asimismo las entidades de voluntariado se ven obligadas a emplear demasiado tiempo en solucionar trámites administrativos para desarrollar sus proyectos y sin embargo no se facilita la creación de empleo en las mismas ante las escasas aportaciones públicas para el sostenimiento de las asociaciones. Ninguna de ellas se niega a la transparencia y buen hacer del que ahora parece que se sospecha. Lo verdaderamente improcedente es necesitar más dinero para ese cometido que para realizar la tarea con los colectivos en exclusión.

La Plataforma Andaluza de Voluntariado y su red de plataformas territoriales trabajan a diario para acompañar las inquietudes solidarias de las personas que se acercan a sus sedes para ubicarlas en los proyectos y necesidades adecuadas a sus perfiles, pero necesitan de estabilidad institucional y económica para poder seguir siendo válidas y menos obstáculos administrativos por parte de la Administración para llevar a cabo con eficiencia sus programas.