Condenan a 23 años de prisión al hombre que raptó y mató a una bebé en Almería

362
Andalucía al Día
Foto Europa Press

La Audiencia de Almería ha condenado a un hombre a 23 años y siete meses de prisión por raptar y asesinar a una menor en Almería. El hombre, condenado por un delito de asesinato y otro de detención ilegal, tendrá que indemnizar con 300.000 euros a la madre de la menor y tiene prohibido acercarse a ella por un periodo de 43 años.

El magistrado presidente del tribunal del Jurado, que declaró culpable por unanimidad al acusado, le impone la pena de 18 años de cárcel por un delito de asesinato, y cinco años y siete meses de prisión por un delito de detención ilegal del subtipo agravado tipificado en el artículo 163 del Código Penal.

La sentencia resalta la particular gravedad de los hechos, ya que el condenado raptó y asesinó a una bebé de tan sólo 16 meses en diciembre de 2012 golpeándola “con fuerza y en repetidas ocasiones” en la cabeza “con un objeto contundente y plano” y, después, lejos de auxiliarla, la envolvió cuando estaba inconsciente “en film transparente con el propósito de asfixiarla”. El cuerpo de la menor fue introducido en el interior de una bolsa de deporte, que arrojó a una balsa de riego.

Tal y como consideró probado el jurado, la actuación del condenado “revela un ánimo incuestionable de matar, lo que incide en el dolo y en la culpabilidad, justificando el aumento del reproche”, remarca el fallo que estima, además, el “incuestionable sufrimiento” no sólo de la menor sino también de sus familiares más cercanos “al verse privados de ella”.

También tiene en cuenta el magistrado la conducta del acusado posterior a los hechos, que ocultó el cuerpo de la menor, complicando la recuperación del cadáver y la investigación de los hechos y, por ende, elevando aún más el sufrimiento de los familiares”. Respecto al delito de detención ilegal, la sentencia remarca la duración de la misma, que fue de cuatro días, donde retuvo a la menor en un cortijo sin unas mínimas condiciones higiénicas ni de alimentación.