El consejero de Economía anuncia en el Parlamento el próximo levantamiento parcial del pago del Fondo Social Europeo

500
Andalucía al Día, fondo social europeo
Foto Europa Press

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha anunciado esta mañana en el Pleno del Parlamento andaluz el próximo levantamiento parcial del pago del Fondo Social Europeo, tras verificar la Comisión Europea que Andalucía ha cumplido su Plan de Actuación para corregir las incidencias registradas en las acciones correspondientes a los ejercicios 2012 y 2013.

Ramírez de Arellano ha explicado que, en el reciente acto de constitución del Comité de Seguimiento del nuevo Programa Operativo del Fondo Social Europeo (FSE) para Andalucía, “la Comisión felicitó públicamente a Andalucía por las notables mejoras consecuencia del Plan de Actuación y anunció que se iba a levantar parcialmente la suspensión por un importe de unos 300 millones de euros, quedando el resto pendiente de auditorías específicas que se realizarán sobre las certificaciones del Fondo que cierran el marco”.

En este sentido, el titular de Economía ha aclarado que “lo que está suspendido son los pagos del FSE, no el programa, que se sigue ejecutando y certificando con normalidad”. La suspensión provisional del pago de Fondos Europeos es una medida frecuente por parte de la Comisión en caso de que los informes anuales de las Autoridades de Auditoría (en el caso de Andalucía su propia Intervención General) detecten incidencias de más de un 2% en la ejecución de un fondo, ha continuado el consejero, que ha puesto como ejemplo el caso del Plan de Adaptabilidad y Empleo del Estado, actualmente interrumpido.

Tras la suspensión provisional de los pagos por parte de la Comisión Europea, Andalucía implementó medidas de mejora en el ejercicio 2014, con un plan que fue completamente aprobado por la Autoridad de Auditoría en marzo de 2015.

Como resultado del mismo, ha señalado Ramírez de Arellano, “el informe sobre 2014, emitido en diciembre de 2015, reconoce ya unas tasas de incidencia de sólo un 1,94%, y se dice que los sistemas de gestión y control establecidos funcionan de manera eficaz, con garantías sobre la corrección de las declaraciones de gastos, su legalidad y regularidad”. Por tanto, ha concluido el consejero, “no existe ningún efecto presupuestario ni económico sobre la cuestión”.