El Cristóbal de Monroy participa un año más en el XXII Análisis Medioambiental del Bajo Guadalquivir

600
Andalucía al Día, Análisis Guadalquivir

El Departamento de Física y Química del IES Cristóbal de Monroy de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) participa desde hace cuatro cursos en el proyecto interdisciplinar ‘Análisis Medioambiental del Bajo Guadalquivir’, que se ha llevado a cabo durante 22 cursos consecutivos y que ha sido galardonado entre otros con el premio “Francisco Giner de los Ríos” a la mejora de la calidad educativa en 2009.

En esta ocasión han sido 50 los alumnos y alumnas del centro alcalareño los que han estado en este análisis medioambiental, tanto de 4º de ESO como de Bachillerato, de la mano de los profesores del departamento de Física y Química Cristina Arcos y Pedro Nieto y del profesor Cristóbal Alonso del departamento de Biología.

La jornada comenzó en torno a las 7:45 de Alcalá para encontrarse a las 8:30 en la Torre del Oro con los demás participantes en el proyecto y salir en el barco a las 9 de la mañana. El viaje hasta casi la desembocadura del río sirvió para el análisis in situ de los distintos parámetros físico-químicos del agua del Guadalquivir. Se efectuaron 7 paradas para la toma de muestras.

A lo largo de la mañana, el alumnado, a partir de las muestras tomadas, determinó parámetros tanto físico-químicos como biológicos y geológicos para calcular el Índice de Calidad del Agua (I.C.A.); este proceso lo llevaron a cabo los alumnos del Cristóbal de Monroy junto con otros, aproximadamente 200 en total, de siete centros de la provincia y 21 profesores y profesoras.

“A pesar de haber sido una jornada bastante laboriosa, no estuvo falta de diversión. Conocimos gente nueva e interesante de otros institutos, nos reímos, jugamos, bailamos y aprendimos. Sin duda, una actividad difícil de olvidar, y creo que volveremos”, comentaba Joaquín E.

Por su parte, Víctor, confesaba que aunque al principio todo parecía muy complicado, al final resultó ser más fácil de lo esperado “y no solo eso, sino que también fue un día muy agradable ya que nos divertimos mucho con las distintas actividades que prepararon los maestros. Espero con ansias poder repetir esta actividad el año que viene”.

En general, la satisfacción de los alumnos se percibía en sus rostros y en las positivas opiniones en torno a una iniciativa que busca acercar el conocimiento a los más jóvenes de una manera amena y cercana. “Todo cambia cuando pasas de la teoría a la práctica, abres más la mente”, sentenciaba Javi.