Cruz Roja despliega la Unidad de Respuesta en Emergencias por el ciclón Idai

Más de 600.000 personas afectadas por el desastre y más de 400.000 personas desplazadas tras el paso del ciclón Idai en Mozambique.

107
15 de marzo de 2019 Consecuencias de IDAI - Una vista de la destruida vecindad de Praia Nova en Beira después del ciclón, el ciclón tropical Idai destruyó y dañó casas, y destruyó la electricidad y las comunicaciones.

Cruz Roja Española despliega la Unidad de Respuesta en Emergencias de Agua y Saneamiento (ERU en sus siglas en inglés), para apoyar a la población afectada por el ciclón Idai en Mozambique. El trabajo en el ámbito de agua y saneamiento es fundamental en emergencias para suministrar agua potable a las víctimas del ciclón y evitar la aparición de enfermedades o epidemias, como diarrea, hepatitis, cólera o malaria, que es endémica en el país.

“Cruz Roja Española envía la ERU de Agua y Saneamiento a Mozambique para abastecer de agua segura a más de 15.000 personas al día y facilitar el saneamiento masivo de más de más 5.000 personas que permita evitar la aparición de enfermedades o epidemias entre la población” destaca Íñigo Vila, responsable de la Unidad de Emergencias de Cruz Roja Española.

El ciclón Idai tocó tierra en Mozambique el pasado 15 de marzo, causando numerosos daños y devastando amplias zonas de la ciudad portuaria de Beira, una de las principales urbes del país, en la provincia de Sofala. El ciclón ha causado estragos a su paso en el distrito de Chinde y las provincias de Zambézia, Manica e Inhambane, y alcanzando también a algunas zonas de de otros países como Malaui y Zimbabue.

Aún es difícil valorar los daños en su totalidad, pero los primeros datos reflejan que los efectos del ciclón Idai han costado ya cientos de vidas, afectando a más de 600.000 personas y con más de 400.000 desplazadas de sus hogares por la devastación. Además, miles de viviendas y asentamientos están destruidos y los fuertes vientos y las inundaciones han provocado graves daños en numerosas infraestructuras, lo que está afectando gravemente a las instalaciones de salud, de agua y saneamiento para la población, así como el suministro de energía y las comunicaciones.

Oscar Meseguer, delegado de Cruz Roja Española, está desplazado en la ciudad de Beira desde el inicio de la emergencia para evaluar la situación de la mano de la Cruz Vermelha de Mozambique y de la Federación Internacional de Cruz Roja y destaca cómo está la situación en terreno: “En los primeros momentos, la labor de Cruz Roja en Mozambique se ha centrado en rescatar a las personas que quedaron atrapadas por las inundaciones para llevarlas a centros de acogida temporales. Ahora trabajamos para proporcionar servicios básicos de alojamiento temporal, atención médica o distribución de agua potable”.

Tras el paso del ciclón, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja ha lanzado un llamamiento de ayuda por valor de 10.000.000 de francos suizos (CHP) para brindar asistencia a 75.000 personas en las necesidades de alojamiento, salud, agua y saneamiento, así como necesidades básicas, protección y fortalecimiento de las capacidades de la sociedad nacional.

Este llamamiento de emergencia de Cruz Roja permitirá apoyar también la atención a las personas más vulnerables, como personas mayores y enfermas, niños y niñas que están solos, mujeres embarazadas y familias, entre otros grupos.

Cruz Roja Española en Mozambique

Cruz Roja Española mantiene una estrecha relación de cooperación con Mozambique y con la Cruz Vermelha de Moçambique, cuyas primeras colaboraciones puntuales se inician a principios de los años 90. En el año 2001, a raíz de la emergencia provocada por las fuertes inundaciones, las relaciones se estrecharon con la puesta en marcha de un Plan Especial de Ayuda.

Cruz Roja Española cuenta desde entonces con una delegación permanente en el país y lleva a cabo diferentes proyectos de ayuda humanitaria, cooperación al desarrollo y fortalecimiento institucional. Entre ellos, con la financiación de la Agencia Europea de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (ECHO), Cruz Roja Española desarrolla un proyecto de preparación y reducción de riesgos ante desastres.

ERU: Unidad de Respuesta en Emergencias de Cruz Roja

Cruz Roja cuenta con un dispositivo especial para apoyar a la población afectada por desastres naturales, la Unidad de Respuesta en Emergencias de Agua y Saneamiento, con capacidad para suministrar 225.000 litros de agua al día.

Estas unidades están compuestas por profesionales especializados y previamente formados, disponibles en cualquier momento del día. El sistema se encuentra operativo, preparado y empaquetado convenientemente para su transporte durante los 365 días del año y puede ser desplazado a cualquier parte del mundo.

La ERU de Agua y Saneamiento cuenta con 5 plantas potabilizadoras así como del equipamiento necesario (mangueras, tuberías, depósitos de agua, grifos, etc…) para:

  • Captar, potabilizar, almacenar y distribuir hasta 225.000 litros de agua al día.
  • Abastecer de agua de alta calidad a 15.000 personas diariamente durante 3 meses, incluyendo centros sanitarios.
  • Mejorar la capacidad de saneamiento de una población de 5.000 personas. (gestión de residuos sólidos, instalación de letrinas, etc…).
  • Promocionar hábitos de higiene saludable entre la población tras la emergencia.

Esta ERU desplaza una media de 6 profesionales con conocimientos de: química, biología, geología, fontanería, electricidad, logística y promoción de la higiene. Este personal trabaja desde el primer momento con personal voluntario de la Cruz Roja o la Media Luna Roja local, que recibe formación para que pueda utilizar el equipamiento en futuras emergencias.