¿Quién tiene la culpa de triste victoria del PSOE en Andalucía?

La responsabilidad podría recaer, incluso, en la LFP.

225
Susana Díaz con Pedro Sánchez en un acto. Europa Press.

Las elecciones del pasado dos de diciembre en Andalucía nos dejaron una sorpresa relativa: Se acababa -o parecía acabarse- la hegemonía socialista. Desde entonces, se busca responsable. Entre las baronías, la titularidad de la culpa está clara: Las supuestas amistades peligrosas entre el Gobierno central y el independentismo.

¿Quién tiene la culpa de la debacle del PSOE de Andalucía?

Según las eminentes baronías, la culpa es de Pedro Sánchez, que fuma a medias con el independentismo catalán. Por extensión, la culpa es de la militancia que, aunque nunca se equivoca, a veces falla y elige al que no es. También puede ser que la culpa la tengan los núcleos irradiadores, expresión que hizo famosa Errejón, el cual, desde que perdió, cae mejor en según qué filas. No hay nada más heroico que el rival que pierde.

También podría tener la culpa esta forma de votar, que a veces es liosa, o la molestia continua de una oposición que no ha sido ni mucho menos la más favorable (una vez votaron en contra de una cosa, los muy populistas). Desde que se tiene oposición, qué difícil se hace todo. Quizás fue que, el día de la votación, el Betis jugaba. Ya se sabe que el belicismo se compone de gente que es muy bética. Por consiguiente, en tanto que hizo elegir a Sevilla entre sus dos grandes pasiones (ver al Betis y votar al PSOE), la culpa sería de la LFP.

Y es que, según las Baronías, la culpa puede ser de cualquiera, menos de Susana Díaz. El hecho de que hiciera ella el programa, la campaña o las listas electorales y que haya intentado distanciarse (como dice Rojo en Cámara Cívica) del Gobierno y de la propia marca PSOE, resulta más que irrelevante. Sus políticas, que no son cómplices de la austeridad, pero no le ponen remedio o sus declaraciones, que no son cómplices de las de Ciudadanos o las del PP, pero tampoco son muy diferentes, no tienen nada que ver.