Fancine celebra sus 25 años con un programa pedagógico y de proyección internacional

215

Fancine, el Festival de Cine Fantástico organizado por la Universidad de Málaga (UMA) desde 1990 y con el que colabora la Diputación provincial, celebra sus 25 años con una programación que llegará a los amantes de este género, con películas procedentes de 104 países que conseguirán una gran proyección internacional de esta iniciativa.

El efecto visual del cartel de Fancine 2015, elaborado por la agencia de publicidad Tapsa, es fiel reflejo de la celebración: un alienígena vestido de novia con la siguiente leyenda: ’25 años de una relación’. El festival ha sido presentado este jueves por el rector en funciones de la UMA, José Ángel Narváez.

En este tiempo el festival se ha consolidado como propuesta cinéfila y como acción formadora de los escolares de la provincia que, gracias al programa pedagógico, tienen acceso a una actividad cultural hecha por universitarios pero con vocación de trascender a la sociedad.

A la presentación también han acudido la vicerrectora de Extensión Universitaria, Chantal Pérez; el diputado de Cultura de la Diputación provincial, Víctor González, y la subdirectora del Servicio Andaluz de la Juventud, Alicia Murillo. El Ayuntamiento de Málaga también colabora con la organización.

Narváez ha destacado la duración en el tiempo de esta cita, lo que ha achacado a “la imaginación, inteligencia y tesón de sus organizadores, personal funcionario de la Universidad que en todo este tiempo han tenido la ingente capacidad de trabajo para poner en pie un festival de cine fantástico que es un referente en este género dentro y fuera de nuestras fronteras”. Asimismo, ha hecho hincapié en que Fancine “sigue siendo fiel a sus comienzos y es un modelo de lo que la universidad pública debe hacer: transferir el conocimiento y servir a la sociedad”.

Por su parte, el diputado Víctor González ha puesto en valor “la sinergia entre las instituciones” que consigue la organización de Fancine, al tiempo que ha alabado “el fomento de la afición por el cine de manera permanente y exponencial” que provoca este Festival de Cine Fantástico, “que se ha constituido en paradigma del séptimo arte en Málaga y fuera de ella”.

Murillo, por otro lado, ha ensalzado la sección educativa del festival, “dado que su objetivo es formar en valores y llegar al mayor público posible, en este caso escolares que reciben esa formación a través del cine”.

El turno de palabra de la vicerrectora de Extensión Universitaria ha servido para dar a conocer algunas de las novedades de esta vigésimo quinta edición y para destacar algunas cifras, destacando que el número de inscripciones “ha crecido de manera vertiginosa”, dado que se ha pasado de las más de 600 del año pasado a las 2.670 este año. De ellas, 350 son largometrajes, 400 participarán en la sección de cortos, más de 600 se corresponden con material de animación y unas 1.300 son cortos.

Habrá cuatro ciclos especiales: el dedicado al cine musical, el correspondiente al 25 aniversario (con películas proyectadas otros años), el de animación y el dedicado a David Lynch, que ha tenido como prolegómeno la exposición sobre su obra de surrealismo fantástico que todavía se puede contemplar en la exposición que exhibe el Rectorado de la Universidad de Málaga.

En cuanto al ciclo en el que se proyectará material de otros años, cabe destacar que acudirán a impartir charlas responsables de festivales del género fantástico tan señeros como el de San Sebastián, Sitges o el Festival de Cine Fantástico Europeo. Además continuará este año el concierto de bandas sonoras en el Teatro Cervantes, las sesiones pedagógicas, distintas actividades paralelas, cursos, concursos y una exposición de carpas en la calle Alcazabilla.

En cuanto a la dotación económica de los premios, se mantiene igual que otros años, con 9.000 euros para el largometraje ganador; 3.000 para la película de animación; 1.000 para el trabajo online que resulte galardonado y 6.000 para el mejor proyecto de cortometraje.

CELEBRACIÓN

El festival se celebrará entre el 18 y el 26 de noviembre. La gala inaugural –con sorpresa escénica incluida a cargo de profesores y alumnos de la Escuela de Arquitectura de la UMA– y la de clausura se desarrollarán en el Cervantes, mientras que las demás proyecciones tendrán lugar en el Cine Albéniz y en el Rectorado, a razón del precio simbólico de dos euros por pase (gratis, si se trata de películas de otras ediciones).

En la gala de clausura se proyectará ‘Microbe & Gasoline’, una comedia francesa escrita y dirigida por Michael Gondry. También destaca la película de animación ‘Anomalisa’, escrita y dirigida por Charlie Kaufman; y ‘Son of Saul’, una producción húngara sobre el Holocausto que cuenta la cruel realidad de un prisionero judío en un campo de concentración nazi que tiene que quemar los cadáveres de sus propios compañeros.

También estará la comedia ‘Cooties’, en la que actúa Elijah Wood y dirigen los noveles Jonathan Milott y Cary Murnion. Desde Corea llega el thriller ‘Office’, una cinta que refleja la situación actual de los países asiáticos en cuanto a la competitividad laboral y obsesión con el trabajo.La programación de Fancine contará asimismo con ‘The final girls’, un particular homenaje a los ‘slasher’ clásicos y al cine de los años 80 del director Todd Strauss-Schulson; con . De otro lado, ‘The invitation’, un thriller dirigido por Karyn Kusama que gira en torno a una cena de amigos con un fin siniestro. O ‘El eslabón podrido’, una producción argentina que sirve como muestra del auge del género fantástico en Latinoamérica, dirigido por Valentín Javier Diment, conocido por otros trabajos como ‘La memoria de los muertos’.