David Bravo tacha de “ridículo internacional” la detención del titiritero almeriense y su compañero

3755
Andalucía al Día, Bravo y Ayala Almeria

El diputado por Almería de Podemos en el Congreso, David Bravo, ha comparecido esta mañana junto a la parlamentaria andaluza Lucía Ayala en una rueda de prensa en la que ha criticado la criminalización de los dos titiriteros detenidos en Madrid, uno de ellos almeriense.

David Bravo, con una amplia trayectoria como abogado defensor de la libertad de expresión en la red y ahora portavoz adjunto en la Comisión de Cultura del Congreso, ha celebrado la puesta en libertad de los titiriteros encarcelados, “sin embargo esto no debe hacernos perder de vista la gravedad de lo sucedido, el ridículo internacional que hemos protagonizado nuevamente”.

Según Bravo “se trataba de una obra satírica, de ficción, donde precisamente lo que se intentaba denunciar es el uso partidista del terrorismo para conseguir fines políticos”, “si este era el objetivo está cumplido con creces, lamentablemente a un precio más alto que el que merecían pagar” dijo.

Respetando la labor de los jueces, Bravo quiso hacerse eco de que “Amnistía Internacional ha pedido la retirada de los cargos” y “en un sentido semejante se ha pronunciado Jueces para la Democracia”, cuyo presidente Joaquim Bosh “ha resaltado un dato fundamental” como el de que “en los años más duros del terrorismo había dos o tres casos de enaltecimiento al año” mientras que ahora “cuando la banda está totalmente inactiva, por suerte para todos, resulta que hay 30 casos de media al año”.

Los efectos de este caso son dobles según el diputado. Por un lado “hacen daño a la tan cacareada ‘marca España’ si es que dentro de esa marca están las libertades y la libertad de expresión como una de ellas”. En este sentido criticó la resolución del fiscal en la que pedía la excarcelación tras requisarse “las armas del delito”, que no eran otras que “unos muñecos”. “Hacemos un ridículo que va más allá de nuestras fronteras hasta el punto de que se ha hecho eco el Financial Times”, denunció.

Por otra parte, “si se confirma que estamos ante un caso de censura”, continuó Bravo, esto “tiene efectos más allá de la obra censurada, en el mundo de la cultura”, no solo en las obras de estos autores sino también en “las obras que nunca veremos de otros autores que han escarmentado en cabeza ajena”.

“Desde Podemos defendemos la libertad de expresión y de creación como uno de los pilares básicos que sustentan una democracia” y “no como un elemento meramente decorativo, sin él no podemos hablar de democracia”, concluyó.