D’azahar, una ginebra Premium de 40º fabricada en Sevilla

“El agua de Sierra Nevada le aporta un frescor y aroma muy agradable”

389

El “boom” del gin-tonic ha provocado que esta bebida se encuentre en continuo crecimiento en el mercado. Según los datos de la Federación Española de Bebidas Espirituosas, la ginebra ya es la tercera bebida más consumida en nuestro país, sólo por detrás del whisky, el líder otro año más con una cuota de mercado del 27%, y el ron, con un 17%.

Hace tres años, Andrés Espino, se lanzó a una gran aventura que dio como resultado Drinksdrink España. Una empresa que, además de colaborar en la distribución de productos de otras firmas, trabaja en la creación de varias bebidas espirituosas como la Gin Premium D’azahar y R8.

“Nosotros tenemos dos líneas de negocio, hacemos cristal artesano por un lado y ginebras por otro. En el cristal llevamos veinticinco años y viendo que, por desgracia,  las ventas iban decayendo, nos embarcamos en otra línea de negocio. Nuestra idea era sacar algo pero no teníamos claro el qué. En uno de mis viajes coincidí con un químico y le pedí varias fórmulas de ginebras. Me las traje a Sevilla y les dimos nuestros toques hasta buscar el maridaje perfecto”.

De ahí nació D’azahar, una ginebra que tiene doce botánicos, destilados por separado, que luego se unen en una última destilación. “Lo que le da un toque muy especial es el agua de Sierra Nevada que le aporta un frescor y aroma muy agradable”.

Los comienzos de la empresa no fueron fáciles. Introducir una ginebra de veintisiete euros en un mercado en auge pero altamente competitivo, resultaba un reto para Espino y su equipo. La primera dificultad fue la introducción en los bares y lineales de las grandes superficies. “Con mucho trabajo, de ‘puerta en puerta’ y ‘de bar en bar’ íbamos presentando una nueva marca, desconocida, e intentábamos que nos dieran la oportunidad de conocernos para así hacernos un hueco”.

La segunda dificultad fue la financiación. “Gracias a la otra línea de negocios, el cristal, ha salido la ginebra D’azahar porque nadie nos ha ayudado. No hemos tenido ningún padrino ni ningún banco que haya apostado por el proyecto”.

Pese a estas dificultades tras poco más de un año de vida el balance es muy positivo. “Hemos tenido mucho trabajo pero mucha suerte con el tipo de ginebra que hemos sacado al mercado, porque nos ha costado al principio, pero después ha llegado a los sitios que tenía que llegar. Actualmente estamos en el gourmet de El Corte Inglés, en el mayorista Makro a nivel nacional, Carrefour España, Alcampo, Eroski, etc. Ha sido en poco tiempo como ‘dinamita’, y creo que es por la calidad del producto. Los resultados hablan por sí solos”.

Cabe apuntar que esta ‘ginebra andaluza’ también ha traspasado fronteras y podemos encontrarla en comercios de Holanda, Alemania o Francia. “Es muy importante salir fuera y estar en otros mercados. Afortunadamente, hoy en día, tenemos herramientas al alcance de la mano que nos facilitan poder vender nuestro producto en cualquier sitio del mundo”.

En dos años, Drinksdrink España, quiere tener en el mercado unas 8 bebidas espirituosas. “A la venta se encuentran ya D’azahar y hemos salido con R8 Gin Revolution línea gourmet con 8 botánicos pero predomina la fresa, y está siendo un éxito por donde va. Sacamos D’azahar Edition Blue que es una ginebra con pimienta de Jamaica y pimienta de Chuan que le da un toque sensacional.

Por otro lado, hemos patentado “revugin”, una bebida para mezclar con seven-up en la feria. Es una ginebra con un aroma muy fuerte a hierbabuena. Además tenemos ya puesta la vista a tres vodkas. Está muy avanzado todo, principalmente el tema del diseño, el cual lo estamos trabajando mucho en todos nuestros productos identificándolo con Sevilla, ya que todas nuestras botellas tienen como insignia el Giraldillo. Esos tres vodkas van a ser aromatizados con matices de fresa, melocotón y maracuyá. Queremos también introducirnos en el mundo del ron aunque somos conscientes de que es muy complicado y complejo. En un año y medio aproximadamente pretendemos sacar ‘dos rones’ uno añejo y otro más seco. Y ya para poner la guinda tenemos previsto un wisky. No sabemos todavía exactamente si nos decantaremos por un puro malta u otro tipo”.

A las puertas del mes de diciembre la producción y el trabajo se intensifican. “Actualmente estamos vendiendo unas 4000 botellas mensuales de fresa y unas 3000 D’Azahar. En estas fechas navideñas que se aproximan tenemos preparadas algo más de 15000 botellas para servir todos los pedidos en estos primeros días del mes de diciembre. En este sentido, hay que apuntar que estamos en pleno crecimiento y el volumen de ventas es imprevisible, va fluctuando”.