De youtubers y feminismo

1038
Andalucía al Día, Dalas Review

“No sé dónde radica el atractivo de eso, para mí no tiene ni puta gracia.”

Así hablaba hace meses Carlos Boyero sobre los youtubers. Pero puede que Boyero sea como dice él algo carca, porque hay que reconocer que es un paso más en la cultura pop que se hizo famosa con mi generación, aunque ha terminado por germinar convirtiéndose los youtubers en auténticas estrellas que llenan salas de niñas y niños de entre 11 y 16 años. Youtube ha supuesto la democratización de la comunicación audiovisual, y ha servido de plataforma a la fama para muchas personas. Hoy en día, todos podemos ser virales, ya sea para bien o para mal.

¿Pero quiénes son realmente los protagonistas de este fenómeno popular? Me considero un ignorante de este ecosistema, pero incluso yo conozco nicknames como ElRubius o Míster Jägger. Esta semana, y a raíz de un escándalo en Twitter, he descubierto a Dalas Review, uno de los youtubers más exitosos con un libro que en su cuarta edición tenía vendidos más de 16000 ejemplares. Es precisamente su fama, y la naturaleza de su público, lo que me hace preguntarme quién es esta gente, y las implicaciones que sus opiniones pueden tener sobre sus seguidores y seguidoras más influenciables.

Quiero señalar antes que nada, que este post se refiere concretamente a dos vídeos en los que carga contra lo que él denomina “feminazis, hembristas y feministas radicales”, movimientos a los que define como la idea de que la mujer es superior al hombre, y a la discusión que originó en Twitter.

Estas son ideas peligrosas que tienen cierto tirón entre un público de hombres que se siente amenazado por el feminismo, confundidos en muchos casos por los mensajes que los poderes fácticos de la sociedad han sabido colocar para mantener su estructura patriarcal. Pero más allá, hay que reivindicar que cuando hablamos de feminazis o de hembrismo nos movemos más en el plano de la ficción que en el de la realidad, y esto tiene que explicarse, porque ¿de qué hablamos cuando hablamos de hembrismo? No sólo hablamos de la creencia de que la mujer sea superior que el hombre, lo que hacemos es extraer de conductas ocasionales y prácticamente anecdóticas todo un movimiento que colocamos al mismo nivel que el machismo.

Y aquí empiezan, damas y caballeros, los problemas.

El machismo no es la suma de los actos particulares de violencia física, psíquica, social o institucional ejercida contra las mujeres, esas serían sus manifestaciones, el machismo es una estructura social tan vieja como la historia humana que convierte la discriminación de género en sistema y ampara todas las injusticias que ocurren en el seno de lo que denominamos sociedad patriarcal. Y es que el hecho de que las mujeres estén y hayan estado en el lado pasivo de la violencia desde hace más de 26 siglos hace que situaciones que en principio no deberían llamar la atención la llamen de manera negativa en función del género de los sujetos que participen en ellas.

Durante los vídeos de Dalas se escuchan aseveraciones como estas: “La violencia de género está sobresensibilizada”, “El 40% de la violencia en la pareja se produce contra los hombres”, “¿Qué pasa con los derechos de los hombres?”, o mis favoritas, “a efectos legales las mujeres son muchísimo superiores a los hombres” y “la Ley de Violencia de Género es una de las leyes más aberrantes e inútiles que existen.” Esto último entra en conflicto con la opinión de ONU Mujeres, World Future Council y la Asamblea Interparlamentaria que la definieron en 2014 como una de las mejores leyes contra la violencia de género del mundo por su eficacia.

Estas opiniones son muy dañinas. Desde 2012 hasta 2015, según fuentes oficiales fueron asesinadas 215 mujeres. Hoy en día, nacer mujer te hace tener más probabilidades de ser asesinada, violada, maltratada, ridiculizada, o de no ser valorada igual que un hombre en cualquier ámbito profesional.

Por eso, ¿quiénes son estos youtubers? Y ¿sabemos quiénes son los ídolos de los menores en nuestro país? ¿Estamos al tanto de sus opiniones? ¿De cómo influyen? ¿Del daño que pueden hacer con un simple vídeo? Yo por mi parte me despido diciendo solo que cuando los hombres lleven más de 26 siglos siendo discriminados por ser hombres, entonces podremos hablar de hembrismo, hasta entonces, mejor coger un libro de Virginia Woolf antes de darle al REC.