Un total de 9 detenidos por defraudar más de 420.000 euros con tarjetas bancarias clonadas

Los datos de las tarjetas falsificadas eran obtenidos en Reino Unido a través de ventas telefónicas

504
Andalucía al Día, tarjetas clonadas Almería

Agentes de la Policía Nacional en Almería han desarticulado un entramado que defraudó más de 420.000 euros con tarjetas bancarias clonadas. Los datos de las tarjetas falsificadas eran obtenidos en oficinas itinerantes de venta telefónica y procedían del Reino Unido. Una vez conseguidas las numeraciones de las tarjetas de crédito, realizaban compras en empresas ficticias utilizando TPV virtuales para realizar cargos en los créditos en tarjetas. Se ha arrestado en las localidades de Vera y Garrucha a nueve personas como presuntas autoras de los delitos de organización criminal, estafa y falsedad documental. La líder de la banda ha sido identificada y localizada en Francia donde se encuentra arrestada por otro hecho delictivo distinto.

La investigación se inició a principios del mes de marzo, cuando el responsable de una sucursal bancaria denunciaba el uso fraudulento de varios TPV virtuales dados de alta por dos empresas dedicadas al sector inmobiliario. Las dos sociedades carecían de actividad laboral y habían facturado un total de 424.000 euros.

Detectadas doce mercantiles ficticias

Con las primeras pesquisas se averiguó que se trataba de un grupo criminal perfectamente organizado cuyo modus operandi consistía, en primer lugar, en conseguir datos de tarjetas de crédito procedentes de Reino Unido para evitar ser detectados con rapidez. Los datos de las tarjetas bancarias los consiguieron estableciendo oficinas ficticias de venta telefónica. Después crearon hasta doce mercantiles ficticias, sin actividad real y solicitaron TPV virtuales a varias sucursales bancarias. Seguidamente se comprobó que desde Reino Unido se suministraban datos de tarjetas de crédito a los dirigentes de la organización, para realizar los pagos a través de los TPV, facturando con cada uno de los terminales cantidades cercanas a 300.000 euros

Crearon una red de testaferros

Igualmente los principales miembros de la trama se encargaban de captar a personas para crear una red de testaferros para la contratación de este tipo de terminales y realizar cargos en las tarjetas. Los cabecillas no aparecían en las empresas ni como socios, ni como administradores recibiendo su parte del dinero a través de transferencias. Los testaferros cobraban entre un cinco y un diez por ciento del total facturado.

La operación ha culminado con la detención de 9 individuos implicados en la trama, entre los que se encuentra uno de los dos cabecillas de la banda. La líder de la organización ha sido identificada y localizada en Francia donde actualmente se encuentra detenida como presunta autora de un delito de tráfico de sustancias estupefacientes.

La investigación continúa abierta y no se descartan la localización de más víctimas de la estafa, así como más testaferros pudiendo aumentar considerablemente la cantidad económica final defraudada.

La operación ha sido desarrollada por agentes del grupo de Delincuencia Económica y Tecnológica de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Almería.