Desarticulado en Sevilla un clan familiar dedicado al tráfico de cocaína

451
Andalucía al Día, clan familiar cocaína

Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo una operación contra el tráfico de cocaína y hachís en la ciudad de Sevilla. El dispositivo policial ha permitido la desarticulación de un clan familiar y la detención de diez de sus miembros que participaban activamente en el tráfico de compraventa de cocaína y hachís.

La investigación se inició hace unos meses cuando los agentes tuvieron conocimiento de cierta actividad de compraventa de cocaína y hachís en la zona del Polígono Norte de Sevilla. Establecieron entonces un dispositivo centrado en localizar los posibles puntos de venta así como a los miembros que estuvieran llevando a cabo esta actividad.

Un kiosco, el principal punto de venta

Tras llevar a cabo las pesquisas pertinentes, los investigadores consiguieron detectar el principal punto de venta, tratándose de un kiosco situado en la misma zona del Polígono Norte. Desde aquí, los responsables de la trama suministraban cocaína y hachís a consumidores finales.

Las vigilancias llevadas a cabo permitieron a los agentes identificar a A.G.P., principal responsable de la trama, y al resto de personas que trasladaban la cocaína al kiosco y la vendían posteriormente, siendo todos ellos miembros de una misma familia.

Además de este punto de venta, A.G.P. dirigía otras actividades consistentes en suministrar cocaína y hachís a diferentes puntos de venta de la ciudad. Estos puntos actuaban con el método de Telecoca, consistente en hacer llegar a los clientes diferentes dosis de droga que éstos les encargaban previamente a través del teléfono.

Una vez que los investigadores consiguieron identificar y localizar a los diez miembros del clan familiar que operaba en esta red de tráfico de estupefacientes se organizó un operativo para proceder a la detención de todos ellos.

Más de cien agentes participaron en la operación

Fue el pasado día 19 de noviembre cuando unos cien agentes organizados, procedieron simultáneamente a la detención de los diez implicados en esta trama, llevándose a cabo ocho de estas detenciones en los domicilios de los autores y dos de ellos en la vía pública. Además de las detenciones se realizaron seis registros domiciliarios y uno en el kiosco desde donde vendían la droga.

En estos registros los agentes se incautaron de 600 gramos de cocaína, 200 gramos de hachís, 24.200 euros, dos pistolas simuladas, dos rifles de asalto simulados, varios teléfonos móviles y cuatro vehículos de alta gama.

Todos los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, quien decretó el ingreso en prisión para tres de ellos.

En la operación, que fue dirigida por los agentes del Grupo VI de la Unidad de Droga y Crimen Organizado de la Jefatura de Sevilla, participaron agentes del resto de Grupos de la UDYCO, de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta, el Grupo Operativo Especial de Seguridad GOES y la Unidad de Prevención y Reacción de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana.