Desarticulado un grupo criminal especializado en la producción de medicamentos ilegales

Se han realizado 7 registros en localidades de Toledo, Madrid y Barcelona, donde se han desmantelado dos laboratorios clandestinos.

36

Agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y Agencia Tributaria han desarticulado un grupo criminal dedicado a la producción de medicamentos ilegales y su venta como suplementos nutricionales. Han sido detenidos los 7 integrantes de este grupo criminal, 3 hombres y 4 mujeres por delitos de pertenencia a grupo criminal, contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico y falsedad documental.

Se han realizado siete registros domiciliarios en las localidades toledanas de Fuensalida y Huecas, la madrileña de Arroyomolinos y la barcelonesa de Sant Boi de Llobregat. Se han intervenido 10,5 kilos del principio activo tadalafilo, con el que se habrían fabricado alrededor de 2 millones de cápsulas, más de 100.000 cápsulas con medicamento preparadas para venta, así como materia prima para su elaboración y maquinaria para su fabricación, estimando que el beneficio de la venta de estos productos podría alcanzar varios millones de euros.

Igualmente se ha desmantelado una plantación interior de marihuana y por este motivo se ha puesto a disposición judicial a una de las detenidas por un delito contra la salud pública y otro por defraudación de fluido eléctrico.

La operación se inició en febrero de 2018 cuando se detectó la entrada, a través de la Unidad de Análisis de Riesgos del Aeropuerto de Madrid-Barajas “Adolfo Suárez”, de varios paquetes procedentes de China que contenían “Tadalafilo”, principio activo de un medicamento para tratar la disfunción eréctil, sustancia que puede representar un peligro para la salud pública sin el preceptivo control sanitario. A partir de ese momento la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Agencia Tributaria iniciaron una operación conjunta.

Los investigadores comprobaron que los envíos tenían como destinatario un entramado familiar ubicado en localidades de la provincia de Toledo (Fuensalida) y Madrid (Arroyomolinos). Los agentes comprobaron que estas personas también recibían blísters y cartonajes para fabricar medicamentos.

Durante la investigación se verificó que durante el segundo semestre del 2017 los sospechosos vendieron, a través de una empresa aparentemente legal, como producto nutricional un vigorizante que había sido retirado del mercado por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), por tener concentraciones de principio activo (SILDENAFILO), no declarado en su composición, lo que lo convertía en un medicamento ilegal que suponía un grave riesgo para la salud de los consumidores.

Igualmente se comprobó que estas personas formaban parte de un grupo criminal que no tenían ningún tipo de autorización sanitaria para producir o distribuir medicamentos o productos medicamentosos y que las instalaciones que utilizaban no eran las adecuadas para su elaboración, utilizando un laboratorio clandestino ubicado en la localidad de de Huecas (Toledo). El envasado final del producto se hacía en la localidad madrileña de Arroyomolinos, donde se almacenaba hasta su posterior distribución.

Este grupo criminal había creado un entramado de empresas como BEPHARMA SUPPLIES, S.L. y otras, que contaban con diversas marcas que, bajo la apariencia de productos naturales, vendían medicamentos con el principio activo “tadalafilo”, susceptibles de ocasionar graves daños a la salud de los usuarios/consumidores, destinatarios finales de los productos.

Algunas de las marcas utilizadas por el grupo criminal para la comercialización de sus productos son: “Gobilor”, “Gobilor gay”, “Fly”, “Titan pils”, “Supermen”, “Camaleón”, “Vigonatur”, “Natural lovers”, “Bufalo peals”, “Toofort”, “Bicogrem haiz”, “Bormeo”, “Bambú”.

Los investigadores verificaron que este grupo criminal planearía la ocultación de los beneficios de la venta de estos productos a través de una empresa dada de alta en el Reino Unido, para lo que utilizaban un testaferro y direcciones falsas y con la que pensaban generar facturas falsas para justificar la entrada de dinero y simular la compra de los productos a países del éste asiático. Entre los clientes/distribuidores de los productos elaborados por el grupo criminal hay gran cantidad en España, pero también en otros países de Europa.

Explotación de la Operación

Una vez analizadas todas las pruebas y ante la gravedad para la salud que suponían los hechos investigados, se procedió a la explotación conjunta de esta operación, realizando 7 registros, 6 de ellos simultáneos en las localidades toledanas de Fuensalida y Huecas, la madrileña de Arroyomolinos y la barcelonesa de Sant Boi de Llobregat.

Se han intervenido 10,5 kilos del principio activo tadalafilo, con el que se habrían fabricado alrededor de 2 millones de cápsulas. Más de 100.000 cápsulas con medicamento preparadas para venta. Miles de capsulas vacías preparadas para rellenar. Miles de cajas vacías de diferentes marcas, máquinas de mezclar, encapsular y termosellar, así como un compresor y 3.000 euros en efectivo.

Se estima que el beneficio de la venta de estos productos podría alcanzar varios millones de euros, en función del precio de venta final.

De todos los medicamentos y sustancias se han extraído las preceptivas muestras que serán analizadas en los laboratorios de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios de Madrid, por ser el organismo de referencia en materia de medicamentos y salud pública.

Asimismo, en un registro domiciliario se descubrió una plantación “Indoor” de marihuana y se intervinieron 533 plantas de marihuana, así como la infraestructura necesaria para su cultivo, secado y procesado, 25 transformadores de luz, 3 filtros de carbono, 14 ventiladores, 24 lámparas, 3 aparatos de aire acondicionado y 1 cuadro de luz.

Se ha detenido a 7 personas, 3 hombres y 4 mujeres de edades comprendidas entre 32 y 64 años como supuestos autores de un delito de grupo criminal y contra la salud pública (elaboración y tráfico de medicamentos). Además, a dos de los detenidos se les imputa un delito de falsedad documental y a otra un delito contra la salud pública (cultivo de la plantación de marihuana) y otro de defraudación de fluido eléctrico, asociado al anterior.

Tanto los detenidos como los efectos intervenidos fueron puestos a disposición de los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de guardia de Torrijos (Toledo), Navalcarnero (Madrid) y Sant Boi de Llo (Barcelona).

La operación ha sido desarrollada conjuntamente por componentes de la Guardia Civil (Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Toledo –EDOA-), Policía Nacional (Comisaría General de Policía Judicial, Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta UCDEV, Grupo de Consumo, Medio Ambiente y Dopaje de Madrid y Comisaría Provincial de Policía Judicial de Toledo, Brigada Provincial de Policía Judicial) y Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera (DAVA) (Unidad de Análisis de Riesgos de la Aduana de Madrid-Barajas y Área Regional de Vigilancia Aduanera de Castilla-La Mancha, Unidad Delegación Especial de Toledo).

En el inicio de la operación participó la ODAIFI de la Compañía Fiscal del Aeropuerto de Madrid Barajas y en la fase de explotación se ha contado con el apoyo y asesoramiento de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), así como con el apoyo de unidades de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil y la Policía Nacional.