Grupo de investigación ‘Residuos de plaguicidas’ de la Universidad de Almería, responsable del estudio