Detenido uno de los traficantes más importantes de la Ruta Africana de Cocaína

395

Detenido uno de los traficantes más importantes de la Ruta Africana de Cocaína e intervenidas dos toneladas de estupefaciente. El arrestado es un objetivo de alto valor para la Policía Nacional en África, responsable de un gran número de operaciones de tráfico de estupefacientes, marítimas y aéreas, desde Sudamérica hasta África y después Europa. Han sido detenidas otras nueve personas y se han intervenido dos toneladas de cocaína en la sede de una empresa de la organización en Costa de Marfil. Se calcula que a través de esta ruta pasan anualmente entre 50 y 60 toneladas de esta sustancia estupefaciente.

Desarrollo de la investigación

La UDYCO CENTRAL logró identificar una red española que operaba en África, desde donde dirigían su base de operaciones, para recibir y llevar a cabo envíos de grandes cantidades de cocaína hacia Europa. Tras varias gestiones, y de forma conjunta con las autoridades de Costa de Marfil, los agentes pudieron confirmar que había dos españoles, a bordo de una embarcación en riesgo de naufragar a unas 300 millas náuticas frente a las costas ghanesas, que fueron rescatados por salvamento marítimo.

Así, a principios del mes de diciembre, la embarcación neumática, “La Civelle”, propulsada por varios potentes motores, con dos tripulantes españoles, fue socorrida por salvamento al presentar una vía de agua de importancia a bordo y quedar a la deriva.

Sorprendentemente, ambos tripulantes rechazaron subir a bordo del buque que acudió en su socorro, limitándose a solicitarles gasolina para poder continuar navegando hacia su puerto de origen, Abidján, o hasta un lugar próximo a la costa donde podrían ser auxiliados por unos conocidos residentes en Costa de Marfil, pero ante el peligro inminente de hundimiento fueron rescatados en alta mar. La lancha neumática fue abandonada hundiéndose en el agua y los dos españoles que fueron trasladados a Ghana, tomaron un avión a Abidjan, desde donde justificaban haber zarpado para disfrutar de una jornada de pesca deportiva de altura. Uno de los rescatados manifestó entonces que era gerente de un negocio de fabricación de hielo en San Pedro, localidad marfileña situada en la costa oeste del país, cerca de la frontera con Liberia. El segundo hombre, con una experiencia de 25 años como pescador, trabajaba en la empresa del primero.

Continuando con la investigación, la Ghana Police Service confirmaba que un pesquero local había remolcado hasta el puerto de Tema una embarcación que habían encontrado semihundida a unas 80 millas de la costa, que carecía de nombre o signos identificativos en su casco y que descubrieron que se trataba de “La Civelle”. Durante ese periodo de navegación a la deriva los marineros mantuvieron comunicaciones con un amigo suyo español que también residía en Costa de Marfil, que se puso en contacto con la embajada de España en Abidjan.

Por otra parte, las autoridades de Costa de Marfil recibieron una denuncia en relación a un altercado producido en un hotel entre un ciudadano colombiano y prostitutas a las que había contratado. Al acudir al lugar los agentes descubrieron 168 kilos de cocaína, por lo que el hombre, que resultó ser el cocinero de la organización, fue detenido. Debido a este arresto, el principal imputado, inició la fuga acompañado por su madre, su mujer y su hijo, así como de uno de los marineros, miembros de la organización.

Desenlace de la operación

Tras los registros posteriores en la empresa del principal investigado los agentes localizaron más de 1,8 toneladas de cocaína, por lo que se detuvo al principal imputado quien constaba con antecedentes por tráfico de drogas, explosivos y armas, así como por falsificación de documentos de identidad. En ese momento, las autoridades de Costa del Marfil detuvieron a todo el clan en el momento en el que trataba de cruzar la frontera y salir del país.

La operación se saldó con la detención de diez personas y con la incautación de dos toneladas de cocaína en la sede de la empresa de Costa de Marfil, con instalaciones en la localidad portuaria de San Pedro, situada junto a la frontera con Liberia. El principal responsable de la red se encuentra en paradero desconocido.

Vinculación con la operación “Air Cocaine”

Al detenido se le vincula con una operación de cocaína, conocida mediáticamente como “Air Cocaine”, ocurrida en 2009 en un Boeing 727 que apareció calcinado el 2 de noviembre de ese mismo año en el municipio septentrional de Tarkint, un pueblo maliense de 4.500 habitantes, en el que no hay carreteras y que escapa a los radares de aviación civil.

Este hombre también fue detenido por la aparición de un cadáver troceado con una sierra eléctrica, escondido bajo unos sacos de cemento en un almacén de Mali. La víctima era un colombiano que viajaba con un falso pasaporte ucraniano y su cabeza, que había sido seccionada, estaba en una bolsa de plástico. Por estos hechos, el ahora detenido fue condenado a un año de prisión.