Diputación prorroga el servicio de ayuda a domicilio hasta el 31 de diciembre de 2016

La prolongación del acuerdo permite que los 542 usuarios del servicio puedan seguir contando con esta prestación básica hasta 2017

443
Andalucía al Día, ayuda a domicilio

La Junta de Gobierno de la Diputación de Málaga aprobó en la reunión del pasado miércoles la prórroga de la situación de alta en el Servicio de Ayuda a Domicilio de las 542 personas usuarias del mismo, ampliándose de esta forma la prestación desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2016.

En este sentido, el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, que ha presidido la Junta de Gobierno, ha declarado que “era una prioridad para Diputación asegurar que todas aquellas personas que se encuentran en situación de dependencia, aunque sea transitoria, de los municipios malagueños de menos de 20.000 habitantes, puedan seguir contando con las atenciones necesarias para disfrutar de una buena calidad de vida, más sabiendo que muchas de ellas continúan a la espera de recibir la resolución definitiva de ayuda a domicilio de la Ley de Dependencia”.

El Servicio de Ayuda a Domicilio procura una mayor calidad de vida a las personas dependientes, poniendo a disposición de estas los recursos y las atenciones necesarias para su bienestar diario, como talleres para la conservación de las funciones físicas y mentales, suministro de menaje doméstico o revisiones sanitarias y estéticas, entre otras.

La diputada de Servicios Sociales, Lourdes Burgos, ha añadido que “las políticas sociales son un pilar fundamental dentro de los presupuestos de la Diputación, y lo seguirán siendo en el futuro. Por eso, este año se han destinado más de 44.000.000 de euros para este fin, de los cuales 2.018.000 de euros serán invertidos en Ayudas a Domicilio”.
Servicio de Ayuda a Domicilio

La delegación de Servicios Sociales y Centros Asistenciales de Diputación, que gestiona el Servicio de Ayuda a Domicilio a través de sus Servicios Sociales Comunitarios, ofrece un amplio abanico de servicios públicos en materia de dependencias que engloba el cuidado especializado de las personas dependientes, la instrucción de sus cuidadores y el suministro de ayudas técnicas necesarias para la adaptación de la vivienda.

En concreto, el programa de Ayuda a Domicilio facilita, en el propio entorno de las personas usuarias, atenciones y apoyos que incluyen asistencia en el hogar como limpieza de la vivienda, compra y preparación de comidas, lavado y planchado de ropa; asistencia personal consistente en proporcionar ayuda para levantar y acostar al dependiente, así como para el aseo personal, vestirse, comer, y otras actividades cotidianas; además de compañía en las actividades sociales mediante la cual los cuidadores dedican parte del tiempo a conversar, pasear o leer con los usuarios.