Diputación de Sevilla ayuda a rehabilitar el Hospital Nepalí de Ramechhap

697
Andalucía al Día, Nepal
Laboratorio del hospital de Ramechhap (Nepal)

Tras el acuerdo suscrito entre la Diputación de Sevilla y la ONG Médicos del Mundo, la Corporación provincial, a través de su departamento de Cooperación al Desarrollo, está en estos momentos ayudando con 150.000 euros en la rehabilitación del hospital del distrito de Ramechhap, comprendiendo los puestos de salud de Manthali y Kimti, en Nepal, destruido tras el terremoto que sacudió a este país en abril del año pasado.

Dicho hospital da servicio directo a una población de veinte mil personas y es un referente para todo el distrito. Con la reconstrucción de la citada instalación se pretende incidir en la atención para la mejora de la salud de la población en general de Ramechhap, cuantificada en más de doscientas mil personas.

Médicos del Mundo, en coordinación con la Oficina de Salud del distrito y el Ministerio de Salud de Nepal construye seis edificios mediante estructuras semipermanentes (dos para hospitalización de pacientes, una unidad ambulatoria, un módulo de oficinas y dos módulos para viviendas del personal sanitario) en la instalación hospitalaria de Ramechhap. Además, se incluyen en la misma, unidades sanitarias y tanques sépticos para evitar cualquier interrupción de los servicios.

Hasta el momento, tras la licitación de las obras, se ha procedido a la limpieza de escombros y nivelación del terreno, la construcción de muros de contención, hormigonado en el suelo, levantamiento de pilares, instalación de inodoros, desagües y paredes de madera y la mampostería, en proceso de instalación.

Hay que recordar que el día 25 de abril de 2015, un terremoto de magnitud 7.8 sacudió a Nepal con epicentro a 77 kms de la capital, Katmandú. El 12 de mayo se produce otro terremoto con magnitud 7.3 al noreste de la capital nepalí y con epicentro en Ramechhap. Ambos tuvieron, a su vez, cientos de réplicas, algunas de ellas muy intensas. La catástrofe se cobró más de 8.800 personas, 22.000 resultaron heridas y dejó daños en más de 500.000 viviendas y 2.000 edificios oficiales.