Pacheco y los fondos del Prado ocupan gran parte de la programación del Bellas Artes de Sevilla

555
Andalucía al Día, Rosa Aguilar

Dos grandes exposiciones ocupan la programación del Museo de Bellas Artes de Sevilla. Por un lado, en marzo se inaugurará la muestra ‘Francisco Pacheco (1564-1644). Teórico, artista y maestro’, organizada por el propio museo y que plantea un recorrido por la obra del pintor, una figura clave para entender la cultura de la Sevilla de finales del siglo XVI y todo el arte barroco. Por su parte, en octubre llegará al museo ‘Los objetos hablan. Colecciones de Museo del Prado’, una muestra itinerante que ofrece la posibilidad de contemplar los objetos plasmados en los lienzos desde una perspectiva distinta, centrada en su simbolismo y su funcionalidad.

Desde el 3 de marzo y hasta el 26 de junio podrá visitarse la exposición dedicada a Francisco Pacheco, que plantea un discurso complejo y amplio que no sólo impñlica mostrar la producción artística de un pintor y su evolución, sino también rasgos de su pensamiento humanista y teórico, su actividad artística y su labor como maestro de Velázquez y Alonso Cano. Para ello, el discurso expositivo de la muestra discurrirá a lo largo de la sala 4 además de por una parte del claustro mayor y en ella se darán a conocer algunas obras de Francisco Pacheco de la colección del propio Museo de Bellas Artes que no están habitualmente expuestas al público.

Uno de los grandes logros de la muestra es la importante nómina de préstamos que la integran y que “viene a reforzar el peso y la importancia tanto del autor andaluz como de la propia pinacoteca”, ha dicho Aguilar en relación a los fondos del Prado, la Biblioteca Nacional, la Biblioteca del Palacio Real, la Fundación Lázaro Galdiano, la Catedral de Sevilla, la Universidad de Sevilla, distintas parroquias de la provincia y colecciones particulares.

Por otra parte, la exposición ‘Los objetos hablan. Colecciones de Museo del Prado’, podrá visitarse desde el 15 de octubre hasta enero de 2017 y ofrece una oportunidad única para disfrutar en Sevilla de los excelentes fondos del Prado. La muestra propone un acercamiento a los objetos plasmados en los lienzos, a su significado, s u simbolismo y funcionalidad. Así los trajes, joyas y el mobiliario reflejado en esos cuadros muestran toda una época. Es la segunda parada en el Bellas Artes del progama ‘El Prado Itinerante’, que lleva por todo el país algunas de las producciones del museo madrileño. Esta exposición, ha dicho Aguilar, “refuerza la unión con el Museo del Prado y fortalece una importante alianza entre las dos pinacotecas más importantes del país”.

Igualmente, el Bellas Artes continuará en 2016 con iniciativas que gozan de un importante seguimiento entre los visitantes al museo. Así, un domingo al mes, seguirá el programa ‘Ver un cuadro’, que patrocina la Asociación de Amigos del Museo; y seguirán las visitas guiadas mensuales que realizan los guías voluntarios de la asociación.

Ampliación Bellas Artes

En relación al proceso de ampliación del Museo de Bellas Artes, Rosa Aguilar ha lamentado que los Presupuestos Generales del Estado no hayan contado con ninguna partida presupuestaria para tal fin. “No contemplaron para el 2016 el Museo de Bellas Artes a pesar de que nosotros consideramos que era urgente y necesario que esa partida hubiera existido en los Presupuestos Generales del Estado”. Afirmaba, a tal efecto, que “en el momento en que sea posible” la Consejería de Cultura volverá a plantear al Gobierno de España “la necesidad de que se contemple en los presupuestos la ampliación del Bellas Artes”.


Murillo 2017

En relación al centenario de Murillo en 2017, Rosa Aguilar ha asegurado que el “Museo de Bellas Artes va a ser el espacio esencial, clave y fundamental en el año de Murillo”. “Esto no quiere decir -añadía- que el año de Murillo empiece y termine en el Bellas Artes”.