Dos hombres mueren de aburrimiento al ver Los puentes de Madison

2354
Andalucía al Día, los puentes de madison

Katemcy, en el condado de Mason (Tejas). Donald McGee y Artie Schultz quedan para ver una película mientras sus mujeres iban de compras. Éstas, para poder ir tranquilamente sin que les moleste nadie, sugieren una de Clint Eastwood: “Los puentes de Madison”: “Sale Clint Eastwood, ¿qué puedes esperar de Clint Eastwood? Un tío machote al que nadie le pone una mano encima salvo, en este caso, Meryl Streep”. “God damn, she’s right, Artie (cagon dios, tiene razón)-dijo Donald- Veamos “Los puentes de Madison”, Artie. Seguro que es desde donde se lía a tiros contra alguien.”

Los cuerpos han sido encontrados con un sombrero de vaquero, camisa a cuadros y botas de montar cada uno, amén de una imitación de Winchester a mano y abundantes materiales cinematográficos pasivos (es decir, aquellos que se usan para ver cine, tales como panchitos, patatas, palomitas y cerveza). En una primera impresión del día de ayer, varios policías nos dijeron: “Según parece, cuando estos hombres pusieron Los puentes de Madison pretendían ver una película en la que pasara algo interesante y no algo que aburriera a un santo. La muerte se debe a que las pulsaciones del corazón les han bajado tanto que a las venas aortas de ambos les ha dado pereza volver a trabajar. Eso y el material cinematográfico pasivo ha sido letal”.

El Sheriff del Condado de Mason (Tejas) ha dado una rueda de prensa esta mañana en la que ha relatado: “como dice Cam en Modern Family: “Meryl Streep podría hacer de Batman y hacerlo bien”. El problema han sido las expectativas. Clint Eastwood ha nacido para otras cosas, y eso es así, lo demostró en el 2000 un informe de la Universidad de Georgetown. No se puede comparar este Clint sensibleras, bohemio y por lo tanto mariquita con el Clint que te mira y sabes que te da un guantazo y te manda del Condado de Mason (Tejas) al Condado de Raynolds (Missouri)”. En la sala, atestada de curiosidad, preguntaba un periodista si hubo maldad en las mujeres de Donald McGee y Artie Schultz, respectivamente: “No sabemos si hubo maldad al sugerir esta cosa rosita y cursi de “Los puentes de Madison”, pero todo apunta a que había ganas de guasa y cachondeo. Hay bromas que no deben gastarse si no se quieren correr riesgos”.

En aras de garantizar la seguridad de los hombres del Condado de Mason (Tejas), el Sheriff se ha comprometido a hacer una lista de películas que hay que ver con precauciones, entre las cuales ha ya ha incluido “el diario de Noah”, “cómo perder a un hombre en diez días”. En ambos casos precedentes el Sheriff ha tenido el valor de decir: “Las pusieron una tarde en la CBS y mira, mira, todavía los pelos de punta de lo mal que lo pasé. Me tiembla el bigote. Un poco más y… y… Ay, no sé, no quiero ni pensarlo”. Se admitirán sugerencias por parte de la ciudadanía, ya que según el propio Sheriff: “En el Condado de Mason (Tejas) somos hombres de verdad, ¿Saben? A nosotros no nos vale cualquier cosa que haya hecho un snob en Hollywood”.

Las señoras Schultz y McGee, en una interpretación dudosa de qué les pasó a sus maridos, han tenido por voluntad enterrarles juntos admitiendo que: “Han pasado la vida con nosotras, dejemos que pasen juntos lo que les queda. Como en la película que tanto quisieron.”

La polémica que gira en torno a “Los puentes de Madison” parece que nunca se disipará, el año pasado recibió varias denuncias por estafa de hombres aguerridos y recios de los Estados Unidos de América que se sintieron engañados al ver que Clint Eastwood se pasaba toda la película sin matar a nadie. Pudimos acceder a Ronnie McDonald, uno de los denunciantes, que nos dijo: “Valiente ***, me siento mal. El tipo no mata a nadie y encima descubre a una mujer que se siente esclava de la vida que lleva, pero él no le promete nada y luego estoy seguro de que se quedó parado manteniendo el status quo de la mujer del medio este estadounidense. Así no se puede ir por la vida, Clint. Franny murió, Clint, ella misma lo dice, que una vez que se casa una mujer en América no sabe si empieza una nueva vida o se acaba la vida anterior. Franny murió y tú no hiciste demasiado por resucitarla, Clint. Eso no nos vale a los hombres de verdad, Clint. Yo te admiraba, tío.” y añadió: “Y quiero saludar a mi esposa Mery. !Te quiero, nena! ¡No como el cabrón de la peli, que mató todas sus ilusiones!” y dicho esto, se marchó con su perrito caliente y su sombrero.