El efecto virulento de ‘Stranger Things’

'Stranger Things' se ha convertido en una de las series más queridas de Netflix y ha generado multitud de fans por todo el mundo

687
Andalucía al Día, stranger-things

Si bien hace apenas una semana se anunciaba la confirmación de una segunda temporada de ‘Stranger Things’, multitud de medios y seguidores comenzaron a especular sobre la posible trama de esta. El trailer, con su tema principal de fondo y las letras de título del opening apareciendo, mostraba los nombres de cada uno de los episodios. Eso fue bastante para provocar una turba de altas expectativas y emoción.

¿Pero es acaso ‘Stranger Things’ una serie tan buena? Hay que tener en cuenta que dos de las series más exitosas a día de hoy en audiencia van: una sobre guerreros y dragones, y la otra sobre zombies – ‘Juego de Tronos’ y ‘The Walking Dead’. Las productoras parecen haber descubierto cómo convertir en beneficios productos de hace varias décadas que se solían aparcar más en el sector del bajo presupuesto. Y claro está, no podía ser menos con el cine de terror de los años 80. Meter en una coctelera la música electrónica, protagonistas adolescentes, una criatura asesina, un pueblo apartado, base militar, poderes telequinéticos, un policía dispuesto a todo y una madre destrozada, le quitas todo lo que provoca terror y… ¡boom! Tienes un producto políticamente correcto para mayores de 13 años que creará algo parecido a la nostalgia en los que han visto cine fantástico y/o de terror de esa época, y a los que no han visto ni media creerán que es el invento del siglo.

Una copa, por seguir la metáfora, con un sabor más a ‘E.T.’ conoce a los ‘Goonies’, que a cualquiera de las películas de John Carpenter. Por mencionar algunos clásicos que verdaderamente marcaron una época – y que podría decirse que hacen referencia – en éste tipo de historias tenemos: ‘The Polstergueist’, ‘La Cosa’, ‘Alien: el octavo pasajero’, ‘Viernes 13’, ‘Ojos de fuego’ o ‘It’… películas que siguen siendo inquietantes en muchos aspectos, que te hacen apartar la mirada en otros, y que muchos espectadores jóvenes no estarían dispuestos a ver por ser “antiguas”.

Ahora todos se pondrán en portada de facebook o su camiseta a la niña prodigio de la serie, comentarán el miedo que han pasado con las escenas de la criatura multidimensional, y especularán sobre la continuación de una historia que acaba con más lagunas de las que plantea. Donde la única trama que se resuelve es la desaparición del hijo, y todo lo demás son circunstancias que añaden algo parecido a terror compungido y un suspense que se va desinflando sin aportar el más mínimo contenido.

¿Entonces es buena o no lo es? Pues miren, depende de su experiencia en el género. Si es un espectador ocasional que suele consumir los grandes estrenos actuales, seguramente la encuentre de calidad y fresca. Si han leído cualquier novela clásica de terror o visto algunas película de esos años, a mitad de la serie ya se imaginará cuál será la conclusión de la historia. Al fin y al cabo, ‘Strager Things’ transpira cariño, incluso cierto mimo, hacia el género; pero no se dejen engañar, vean ‘La Mosca’ de Cronenberg y entenderán lo que es el terror fantástico al que hacen referencia.