El Ayuntamiento denuncia “despilfarro en el gasto telefónico” del anterior Equipo de Gobierno del PP

La exalcaldesa, Ángeles Muñoz, gastó en teléfono, entre enero de 2010 y junio de 2015, cerca de 28.000 euros, lo que equivale a un consumo mensual de 414 euros

250
Andalucía al Día, Marbella

El portavoz del Equipo de Gobierno, Javier Porcuna, ha denunciado hoy “el despilfarro” en gasto telefónico del anterior ejecutivo del Partido Popular “con facturas que nos han causado sorpresa e indignación”.

En un estudio realizado con el fin de buscar medidas para ahorrar en la factura telefónica “nos hemos encontrado con unos gastos desorbitados y que son contrarios a la buena gestión en el uso de los fondos y medios públicos por parte del anterior gobierno municipal”.

Entre los datos destacados por el edil se encuentran gastos por un importe de 27.793 euros de la exalcaldesa, Ángeles Muñoz, en el periodo comprendido entre enero de 2010 y junio de 2015, lo que equivale a 414 euros mensuales.

También ha denunciado que la factura del anterior concejal de Fiestas, Diego López, en esta misma franja temporal se elevó a los 28.448 euros, con una media mensual de 424 euros.

A más distancia se sitúan los exconcejales de Turismo, José Luis Hernández, con 11.187 euros en el mismo periodo; de Comercio, José Eduardo Díaz, con 11.200 euros en gasto telefónico; María Francisca Caracuel, con 7.893 euros, y el excoordinador económico, Carlos Rubio, con 7.058 euros.

“Entre los consumos de la exregidora y el exconcejal de Fiestas y el resto de exdelegados hay una diferencia enorme que tendrán que explicar”, ha señalado Porcuna, quien también ha expresado su sorpresa por las cinco líneas de teléfonos, cuatro terminales y un usb con datos de internet con los que contaba Ángeles Muñoz.

El estudio refleja además que José Eduardo Díaz disponía de 2 líneas y un terminal; la exjefa de Alcaldía, Ana López, contaba con 2 líneas, dos terminales y una tablet; el exdirector del Distrito de Las Chapas, Ángel Mora, tenía 2 líneas, un móvil y un usb de datos; Diego López y Carlos Rubio, 2 líneas y un telefóno, y Rubén Sánchez Jiménez (vinculado al Partido Popular), dos líneas, un terminal y una tablet que no ha devuelto.

En total, los concejales y cargos de confianza del anterior Equipo de Gobierno no han devuelto 10 terminales (6 móviles, 3 usb de datos de internet y una tablet).

El portavoz ha señalado, por otra parte, “que nos hemos encontrado que un móvil de la delegación de Juventud era usada por una persona ajena al Ayuntamiento y vinculada al PP (Melania Leiva, presidenta de Nuevas Generaciones de Marbella)”.

“Esta línea ha sido usada para realizar supuestamente llamadas personales, un total de 114 entre noviembre de 2014 y junio de 2015, y como aspecto llamativo se utilizó para realizar 223 llamadas en tres jornadas en pleno periodo electoral”, ha indicado.

El responsable municipal ha comparado estas cifras con las del actual Equipo de Gobierno y ha subrayado que “la diferencia es abismal, con un ahorro evidente con el nuevo ejecutivo”.

Concretamente, el estudio detalla que el gasto anual del Gobierno del PP ascendía a 140.000 euros, mientras que en el actual, a través de una estimación entre junio y septiembre, esa cifra bajaría a los 107.000 euros.

“El gasto medio por concejal en la actualidad es de 191 euros frente a los 937 que gastaba el edil del Partido Popular, con un ahorro en la actualidad de 9.000 euros al año”, ha afirmado.

En relación al personal de confianza, “el gasto también es considerablemente inferior ahora que con el PP, con 1.836 euros de los asesores actuales frente a los 14.580 euros al año del anterior gobierno”, ha manifestado.

Asimismo, el portavoz Javier Porcuna ha manifestado que la anterior alcaldesa gastaba al año un 93,86 por ciento más que el actual regidor, José Bernal.

Por último, el Equipo de Gobierno reclamará la devolución inmediata de los terminales y no descarta reclamar las cantidades consumidas a las personas ajenas al Ayuntamiento y que se ha comprobado que han hecho uso de las líneas a cargo del erario público.