El bailarín y coreógrafo Rubén Olmo prepara ‘Arquitectura de luz y sombras’

627
Andalucía al Día, Rubén Olmo

El complejo montaje del estreno absoluto de Arquitectura de Luz y Sombras, un proyecto encargado por el Centre Pompidou Málaga al bailarín y coreógrafo Rubén Olmo, reciente ganador del Premio Nacional de Danza en la categoría de intérprete, y la arquitecta Myriam Hurtado, ha tenido lugar esta mañana en el Auditorio del centro. Mientras, también se desarrollaban los últimos ensayos para poner a punto los dos pases de mañana, para los que el aforo ya está completo, tras haberse puesto las invitaciones a disposición del público el pasado miércoles.

En Arquitectura de Luz y Sombras, el bailarín sevillano trabaja con las Encuadernaciones de la arquitecta Myriam Hurtado, un vestuario escultórico con prendas concebidas como proyectos arquitectónicos en la fase de estructura y acabados o revestimientos. Este proyecto surge de la admiración y respeto mutuos entre Rubén Olmo y Myriam Hurtado.

Las tres piezas que componen Arquitectura de Luz y Sombras tienen como protagonistas al Arlequín picassiano, al Caballero de los espejos y a Madama Butterfly. Cada una de las piezas pretende rendir homenaje a una disciplina artística, representadas por figuras u obras universales. El Arlequín de Picasso es la Pintura, el cervantino Caballero de los Espejos es la Literatura y Madama Butterfly de Puccini es la Música.

El vestuario de Myriam Hurtado para Arquitectura de Luz y Sombras es una evolución de Encuadernaciones, la colección a la que Rubén Olmo ha querido dotar de vida y que es la fuente de inspiración de este proyecto. Así, Hurtado ha creado material original para las coreografías de las tres piezas, en coordinación con el propio bailarín.

Dos colaboradores fundamentales de este proyecto son la bailarina malagueña Luisa Palicio, que interpreta a Dulcinea en la pieza del Caballero de los Espejos, y acaba de obtener un importante éxito en el Metropolitan de Nueva York, y el percusionista y compositor onubense Agustín Diaserra, que ha compuesto la música original de Arquitectura de Luz y Sombras.

Rubén Olmo (Sevilla, 1980), licenciado en danza española y clásica por el Conservatorio de Sevilla, es coreógrafo, bailaor y bailarín. En 2000 ingresó en el Ballet Nacional de España, dirigido, en ese momento, por Aída Gómez, donde fue primer bailarín y bailarín solista. Posteriormente, ha formado parte de la compañía de Eva la Yerbabuena, de la compañía Metros, dirigida por Ramón Oller, y de la de Rafael Amargo, como primer bailarín y coreógrafo. En 2011, Olmo regresó al Ballet Nacional de España, al mismo tiempo que fue nombrado coreógrafo y director del Ballet Flamenco de Andalucía.

Myriam Hurtado (Badajoz), arquitecta titulada en 1996 por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla, creó MYHO en 2011, una firma de moda en la que la filosofía de los diseños es la descontextualización de objetos cotidianos. En 2014, Hurtado presentó su colección Encuadernaciones, que es la que ha inspirado a Olmo las coreografías de Arquitectura de Luz y Sombras. Piezas de esta colección se han expuesto en la galería Espacio Convento de Badajoz y en la exposición internacional de escultura de la academia Santa Isabel de Hungría.