El blues internacional de las Blue Sisters cierra mañana el ciclo Wallada

Mañana 18 de marzo a las 20.30 en el Teatro Góngora de Córdoba

448
Andalucía al Día, Blue Sister

El ciclo Wallada, que durante el mes de marzo ha presentado en el Teatro Góngora cuatro espectáculos con la mujer como protagonista, finaliza mañana viernes con la actuación de Blue Sisters, un trío de voces femeninas al frente de una banda que llegan a Córdoba en el marco de la Blues Caravan 2016. Se trata de un proyecto del prestigioso sello de blues Ruf Records que lleva 12 años poniendo en gira por Estados Unidos y Europa a jóvenes talentos de este género musical.

La edición de la Blues Caravan de este año viene de la mano de tres mujeres, las Blue Sisters: Layla Zoe, canadiense; Ina Forsman, finlandesa, y Tasha Taylor, norteamericana. Completan la banda con la que se presentan ante el público cordobés Davide Floreno (guitarra), Walter Laupeirissa (bajo) y Markku Reinikainen (batería).

Layla Zoe, al igual que sus tempranas influencias -desde Bob Dylan a Muddy Waters- es una cantante y compositora sin complejos. Ganadora en 2006 de la competición para compositores Blues Compo, la canadiense está aprovechando esta gira para pre-estrenar su segundo disco. Por su parte, Ina Forsman se lanzó a la palestra con 17 años con un sensacional homenaje a Etta James. Desde entonces ha conseguido reconocimiento internacional y ha girado por todo el continente europeo acompañando a varios pesos pesados del blues, demostrando sus habilidades compositivas y como vocalista. Por último, puede decirse que a la estadounidense Tasha Taylor le corre el blues por las venas: hija del pionero de R&B Jhonnie Taylor, ha heredado el talento musical del padre. Aunque trazó su propio camino estudiando arte dramático y apareciendo como actriz en series como House, la llamada de la música la ha atrapado. Tasha rompió los esquemas con Taylormade, un álbum con material propio que va desde el soul al gospel.

La Blues Caravan es una iniciativa que pretende ser un trampolín para las futuras figuras del blues y, a la vez, un atractivo para los seguidores de este género, que quieren conocerlas antes de que se consagren.