El Centro Andaluz de las Letras se une a la celebración del Día del Flamenco en Andalucía

Esta tarde se rendirá homenaje a Francisco Moreno Galván, uno de los mayores letristas de la historia del cante, con la proyección de un documental

537
Andalucía al Día, documental 'La fuente de lo jondo'

El Centro Andaluz de las Letras (CAL) se une a la celebración del Día del Flamenco en Andalucía con un homenaje a uno de los mayores letristas de la historia del cante, Francisco Moreno Galván. Hoy día 16 a las 19 horas se proyectará en la sede del CAL el documental de ‘La fuente de lo jondo’ (2011), de Fidel Meneses y Patricio Hidalgo, a partir de una idea original de Fidel Meneses y Juan Carlos Tienda, presidente de la Peña Moreno Galván de La Puebla de Cazalla (Sevilla), que presentará la película.

Conocer a Francisco Moreno Galván es imprescindible para comprender una etapa crucial en el desarrollo del flamenco. Hasta él, no se encontró en una misma persona semejante conjunción de expresiones artísticas, variadas y ricas, unidas para generar tal labor de enriquecimiento y dignificación en el flamenco. Este arte, aun gozando ya del merecido reconocimiento, en aquel momento necesitaba convertirse en el instrumento que alzase la voz del pueblo.

El documental ‘La fuente de lo jondo’ desgrana su personalidad y obra a través de los testimonios certeros de personas que estudiaron y admiraron su creación, o bien compartieron parte de su vida con él. El espectador encontrará un retrato del artista, una descripción de cómo desarrolló su labor urbanística, donde apostó por un modelo que retomaba los elementos más característicos de las construcciones andaluzas. Como no podía ser de otra forma, también se habla de su poesía, sus famosas letras flamencas, las que puso en la voz de los cantaores de su localidad, sobre todo en José Menese. Por último, se estampa su genial obra pictórica con la que colaboró necesariamente a la hora de glorificar el arte flamenco, en la que plasmó el carácter reivindicativo propio del artista ávido de libertad, junto al de una sociedad desamparada, sometida, ansiosa por hacer oír su voz. Francisco Moreno Galván creó una estética flamenca, por dignidad con el artista y su legado, como dice el título de su cuadro, debemos recordarlo como Fuente de lo Jondo.

Francisco Moreno Galván (1925-1999) fue un pintor y poeta español. Entre 1941 y 1946 cursó estudios de Bellas Artes en Sevilla.1 Artista muy arraigado en su localidad natal, Moreno Galván también residió en Madrid entre 1951 y 1977, relacionándose con el mundo cultural de la capital española de este periodo. Pintores como Carlos Lara, José Vento o Mampaso, y escritores e intelectuales como Fernando Quiñones, Antonio Gala, Caballero Bonald, Mingote, Sánchez Dragó, etc.

A su regreso a La Puebla de Cazalla, fue elegido concejal por el Partido Comunista de Andalucía (PCA), desarrollando una importante labor de remodelación urbanística de su localidad. Dentro de su faceta de pintor, recibió una beca de la Diputación Provincial de Sevilla, y realizó su primera exposición en la capital andaluza en 1949. Durante la década de 1950 participó en diversas bienales de arte en Madrid, en La Habana y en Alejandría. Su obra pictórica es variopinta, trabajando en multitud de ocasiones por encargo para elaborar carteles de eventos, portadas de libros e incluso realizó varias pinturas para la productora norteamericana de Samuel Bronston para películas como Rey de Reyes o El Cid. El legado pictórico de Moreno Galván se encuentra repartido por una diversidad de colecciones privadas en Europa y América.

Moreno Galván combinó su afición por la pintura con la composición poética, especialmente centrada en la composición de letras para el cante flamenco. Destaca sobre todo por haber creado numerosas letras para cantes flamencos, sobre todo en palos donde existía poca variedad, y que por ese motivo se encontraban constreñidos a letras tradicionales. Francisco compuso letras para Garrotín, Peteneras, Marianas o Farrucas, entre otros palos. Moreno Galván es más conocido por haber puesto letra a muchos de los cantes de José Menese durante la década de 1970. En estas letras se deslizaban duras críticas sociales en las que se denunciaba el atraso endémico que sufrían tanto Andalucía como el resto de España. También criticó en estas letras a las clases sociales más favorecidas por este estado de cosas y responsables del mismo: la nobleza rural y la alta burguesía, así como a los extremistas de derechas y sus abusos. Estas letras le costaron en ocasiones la censura por parte de las autoridades franquistas.