El futuro de las universidades españolas se debate en la UAL

El campus almeriense acoge las Jornadas de Crue en las que se va a someter a la universidad española a un riguroso chequeo para conocer su estado de salud.

81

Crue Universidades Españolas celebra sus 25 años en la Universidad de Almería con el desarrollo de unas jornadas, que se prolongarán hasta mañana martes, en las que se va a debatir el futuro de la universidad. Estas jornadas tienen por finalidad que sean las mismas universidades las que respondan a los interrogantes que plantea la sociedad española sobre la Educación Superior, dando así respuestas rigurosas con la participación de los directores de algunos de los informes más relevantes que se han hecho en los dos últimos años sobre la universidad española y su desempeño académico.

Acometer con diligencia las reformas que reclama desde hace décadas la Educación Superior es fundamental para que las universidades estén preparadas para afrontar los retos diarios que se suceden en una sociedad global, digital y en permanente transformación económica, cultural y social. Durante las jornadas se ha pedido consenso político para promover los cambios necesarios y acometer unas reformas que permitan a las universidades adoptar con solvencia sus propias decisiones en el compromiso de fortalecer el tejido productivo, impulsar el progreso de los territorios y, sobre todo, garantizar la equidad social.

En su intervención, el rector de la Universidad de Almería, Carmelo Rodríguez, ha destacado que “un sistema universitario pujante es vital para la prosperidad y el desarrollo de los países en un contexto de creciente competencia”, pero que “la regulación debe permitir un margen suficiente a las universidades para la definición de sus objetivos estratégicos propios a largo plazo, y para su diferenciación”.

A lo largo de las jornadas se hablará sobre financiación, investigación y transferencia de conocimiento, organización interna de las universidades, empleabilidad de los estudiantes o de internacionalización. Pero también implica un debate más general sobre el propósito principal de las universidades en un contexto caracterizado por la irrupción de las nuevas tecnologías, los profundos cambios en el sistema económico o las innovaciones necesarias para afrontar la crisis climática y la transformación de la sociedad, marcada aún por desigualdades económicas y sociales. Dentro de este debate el rector de la UAL ha destacado dos temas: la transformación de la profesión de profesor universitario, tanto en su vertiente docente como investigadora, y la cuestión de los valores.

Del primero ha dicho que es necesario “un gran pacto por la educación universitaria y por la investigación para diseñar y fortalecer un sistema que sea de utilidad para el futuro de nuestra sociedad”, ante el concepto que muchas se tiene de que los investigadores no atienden a las necesidades más urgentes de las sociedades. Del segundo tema destacado, Rodríguez Torreblanca ha indicado que “las universidades deben seguir siendo espacios para el pensamiento crítico, para enseñar a pensar, para el debate abierto y para el fomento de la curiosidad intelectual”. Y todo ello debe completarse con “una conciencia ética ejemplar y el compromiso moral de atender los problemas sociales del entorno”.

José Carlos Gómez Villamandos, presidente de Crue Universidades Españolas y rector de la Universidad de Córdoba, ha asegurado que a la Universidad «se le están poniendo muchos adjetivos últimamente, pero los datos objetivos nos hablan de un sistema proporcionado, vertebrador, de calidad, eficaz, eficiente y equitativo. De las 50 universidades públicas, 38 están entre las 1.000 mejores, lo que las coloca en el rango de las 5% mejores del mundo».

Inmaculada Ramos, directora general de Universidades de la Junta de Andalucía, ha explicado que “para el gobierno de Andalucía es esencial oír a las universidades, no nos vamos a regir por titulares, sino que queremos tener un conocimiento real y exacto de qué necesitan para que el sistema andaluz sea más fuerte, mucho más visible y prestigioso, porque potencial tenemos de sobra”.

Por último, Jesús León, vocal del Comité Ejecutivo de la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Públicas Españolas, ha expresado su deseo de que las conclusiones que se saquen de estas jornadas luego se lleven a la práctica con acciones políticas. “Estamos contentos de que instituciones públicas estén debatiendo, discutiendo y analizando si están cumpliendo con su función pública correctamente”.