El IMSERSO oferta 938.000 de plazas en viajes para personas mayores que impulsarán el sector turístico y el empleo

Con una oferta de 938.000 de plazas y una previsión de generación de unos 90.000 empleos comienza la nueva temporada de viajes que se desarrolla entre octubre de este año y junio del 2019.

171
Imserso

En esta segunda quincena de octubre comienzan a viajar los usuarios del Programa de Turismo Social del IMSERSO de la temporada 2018/2019. Entre octubre y junio viajarán en torno a un millón de personas mayores, y las previsiones de este organismo, dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, apuntan a que se formalicen más de 8 millones de pernoctaciones y a la creación de en torno a 90.000 puestos de trabajo.

Como destaca la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, el programa de viajes del IMSERSO impulsa el envejecimiento activo, al aportar “beneficios a los usuarios mejorando su salud y calidad de vida, a través de actividades de entretenimiento, las relaciones sociales, la participación y los hábitos saludables”.

La directora general del IMSERSO, Carmen Orte, se ha acercado esta mañana a la estación de Atocha a saludar al primer grupo que abre la temporada. Se trata de 50 personas que viajan de Madrid a Peñíscola, el viaje, que corresponde a la modalidad de Circuitos Culturales, tiene una duración de 6 días y 5 noches. A partir de esta fecha comenzaran el resto de las modalidades.

Antes de poner a la venta la oferta de plazas para cada Comunidad Autónoma, el IMSERSO fija previamente las plazas que corresponden a cada autonomía que responden al porcentaje de población mayor de 65 años. El plazo para participar en este programa de viajes se encuentra abierto para las personas que dispongan de acreditación del IMSERSO hasta finales de junio de 2019 y si no se dispone de acreditación, el plazo para acreditarse sigue abierto hasta el 26 de febrero.

El IMSERSO anima a todas las personas acreditadas para viajar a que acudan a cualquiera de las agencias de viajes colaboradoras del Programa aunque haya finalizado la fase inicial de venta de las plazas, ya que aún quedan plazas disponibles en varios destinos de la costa peninsular, costa insular, circuitos culturales, turismo de naturaleza y capitales de provincia. También quiere recordar a los usuarios que si no encuentran lo que están buscando, pueden apuntarse en lista de espera para el viaje que deseen en espera de vacantes.

Más de 8 millones de pernoctaciones y 90.000 puestos de trabajo

El IMSERSO tiene unas previsiones para las temporada 2018/2019 de que se realicen más de 8 millones de pernoctaciones y la creación de unos 90.000 puestos de trabajo.

En la temporada 2018/2019 participarán alrededor de 400 establecimientos hoteleros, que se han acogido a ambos programas del IMSERSO para esta temporada. Los niveles de ocupación son muy altos lo que indica el grado de satisfacción de los usuarios, en unas actividades que se clasifican según su tipología en: costa peninsular e insular y turismo interior.

Son beneficiarios del Programa de Turismo Social los pensionistas por jubilación, de viudedad con más de 55 años, los pensionistas por otros conceptos o perceptores de prestaciones o subsidios de desempleo, a partir de 60 años y los mayores de 65 años. También pueden beneficiarse y participar en el Programa los españoles en el exterior que cumplan los requisitos.

El Programa, que se viene realizando desde 1985, ofrece a las personas mayores la posibilidad de disfrutar de vacaciones, a precio reducido, durante la temporada turística baja, es decir, entre octubre y junio, con los objetivos de mejorar la calidad de vida de los mayores participando en actividades turísticas que contribuyen a un envejecimiento saludable.

Además, favorece la creación o el mantenimiento del empleo en el sector turístico, con especial incidencia en el hotelero, contribuyendo a paliar la estacionalidad característica del sector.

Así mismo, sirve para potenciar la actividad económica en diversos sectores de la economía, no sólo en la hostelería de las zonas de destino, sino también en el transporte, las agencias de viajes, el comercio, las actividades de ocio y otros servicios.