El tráfico en las carreteras autonómicas de Sevilla registra en 2014 una reducción del 1,1%

578
Andalucía al Día, trafico carreteras Sevilla

Las carreteras de Sevilla pertenecientes a la red autonómica registraron en 2014 un descenso en la circulación de vehículos del 1,1% respecto a 2013, una cifra que continua, un año más en esta provincia la tendencia negativa acumulada por el transporte por carretera desde el inicio de la crisis económica. Estos registros se obtienen a partir del Plan General de Aforo 2014, elaborado por la Consejería de Fomento y Vivienda para medir la Intensidad Media Diaria (IMD) de las vías autonómicas, que en el conjunto de la comunidad comienza a estabilizarse, con un incremento mínimo del 0,04%.

Durante el periodo comprendido entre 2007 y 2014 el tráfico ha experimentado en las carreteras andaluzas una caída del 16,9%, con retrocesos medios anuales de en torno al 3%; un comportamiento que contrasta con los valores alcanzados entre 1994 y 2007, cuando la demanda de tráfico llegó a duplicarse. En el caso de Sevilla, desde 2007 el descenso ha superado la media andaluza, con un comportamiento negativo del 19,6%.

En la provincia de Sevilla los vehículos ligeros (motos, turismos y furgonetas de pequeño tamaño) y los pesados (camiones, autobuses y otros) recorrieron 2.287 millones de kilómetros, de los cuales 2.066,4 millones corresponden a los primeros, lo que equivale al 90% del total; mientras que los vehículos pesados cubrieron el 10% restante, es decir 220,6 millones. La trayectoria dibujada por ambas modalidades ha sido negativa, de modo que en el ámbito del tráfico pesado se recogió una caída del 2,4%, y en el de los vehículos ligeros la reducción fue del 1%.

La medición de la demanda de tráfico está ligada concretamente a la red de vías básicas y a la de carácter intercomarcal. La malla básica es la que da soporte a los desplazamientos de largo y medio recorrido, y la red intercomarcal está compuesta por aquellas vías que complementan a la anterior y canalizan los tráficos interurbanos de medio recorrido entre ámbitos subregionales. Teniendo en cuenta estas categorías, el descenso de tráfico en la red básica fue inferior en 2014, con una circulación de 1.404,5 millones de kilómetros, lo que implica una disminución del 0,4% respecto del año 2013. En cambio, en la intercomarcal, que canalizó un tráfico de 882,5 millones de kilómetros, el retroceso fue del 2,2%.

Balance de registros de las carreteras autonómicas en la provincia

En la mitad de las carreteras de la red básica de la provincia se registraron incrementos de tráfico, concretamente en la A-376 (3%), la A-318 (2,7%) y la A-394 (2,2%). Por el contrario, redujeron su tráfico la A-364(-4,7%), la A-92 (-1,1%) y la A-375 (-0,8%).

Por su parte, la circulación en la malla intercomarcal varió en una horquilla que oscila entre una caída del 16% y un crecimiento superior al 6%, aunque en la mayoría de carreteras de esta red el tráfico se redujo. En concreto, los descensos más significativos se registraron en la A-360 (-16,4%), la A-477 (-9,6%), la A-406 (-6,9%), la A-455 (-5,1%), la A-379 (-4,5%), la A-363 (-4,3%), la A-362 (-4,2%), la A-371 (-3,3%), la A-353 (-3,1%), la A-431 (-2,9%) y la A-452 (-2,5%). Experimentaron incrementos significativos la A-380 (6,5%), la A-392 (5,0%), la A-451 (3,8%), la A-453 (2,3%) y la A-460 (3,5%).

Planes de Aforos

La Consejería de Fomento y Vivienda realiza desde el año 1992 Planes Generales de Aforos de las Carreteras de Andalucía, que tienen como objetivo el conocimiento, lo más detallado y completo posible, de los flujos que recorren los diversos tramos de carreteras de la red andaluza. Esta información resulta útil para evaluar nuevas inversiones en infraestructuras y para la planificación de prioridades en las tareas de conservación y mejora de la red. Los parámetros estudiados y los resultados obtenidos constituyen además una ayuda inestimable para los estudios de accidentalidad y los relacionados con los impactos ambientales (ruidos, emisiones de gases, etc.).

Las intensidades de tráfico medidas en estos planes son registradas a intervalos de una hora durante todo el día a través de diferentes estaciones, que se fijan en función de la jerarquía de la carretera y el volumen de tráfico que canaliza. Esas estaciones pueden ser permanentes, cuando registran el tráfico los 365 días al año; primarias, si aforan cuatro días (jueves a domingo) cada dos meses; secundarias, si la recogida de datos se lleva a cabo durante un día laborable cada dos meses; y de cobertura, se analizan los tráficos durante un día laborable al año.

En el Plan de Aforos de 2014 se registraron las intensidades en un total de 921 estaciones, de las cuales 57 son permanentes y funcionan de forma autónoma alimentadas por paneles solares durante los 365 días al año; repartiéndose el resto entre las demás categorías.