El último traje de Pablo Solarz se estrenará el próximo 6 de octubre

707
Andalucía al Día, el último traje
Foto Manolo Pavón

El viernes 6 de octubre tendrá lugar el estreno de la película “El último traje”, coproducción hispano argentina dirigida por Pablo Solarz (Juntos para siempre). Protagonizan el film Miguel Ángel Solá, Ángela Molina, Martín Piroyansky y Natalia Verbeke.

Pablo Solarz, guionista de algunos de los éxitos del cine argentino más reciente como “Un novio para mi mujer” o “Me casé con un boludo”, es el autor también del guión de “El último traje”, historia basada en la vida de su propio abuelo, un judío polaco que se vio obligado a exiliarse en Argentina durante el nazismo.

La película narra el viaje de Abraham (Miguel Ángel Solá), un sastre judío de 88 años, que decide embarcarse en la aventura de encontrar a un viejo amigo que le salvó hace más de siete décadas de una muerte segura en el final de la ocupación Nazi.

En palabras del director: “Crecí sintiendo que mi vida estaba de alguna manera marcada por lo que había pasado en Polonia. Intenté preguntar más pero sólo obtenía respuestas generales. De los detalles, de los nombres, de las caras, de los familiares que se habían quedado y habían muerto allí, de los que no se habían ido y fueron gasificados, en fin, de la historia, nunca se habló. Ni tampoco de los que habían logrado sobrevivir al holocausto. Escribí, en los últimos diez años, seis o siete versiones diferentes de la historia. Hoy quiero filmarla para “llenar” de voces, de música, de imágenes, el silencio cargado de dolor, de odio, de espanto, con el que me tocó crecer, y para hacerme algunas preguntas sobre lo que pasó, entender tanta frialdad, tanta dificultad para lidiar con emociones”.

“El último traje” se rodó en localizaciones de Buenos Aires, Madrid, Las Palmas de Gran Canaria, Varsovia y Lodz en Polonia.

Sinopsis

Abraham Bursztein, un sastre judío de 88 años (Miguel Ángel Solá), huye de Buenos Aires rumbo a Polonia, donde se propone encontrar a un amigo que lo salvó de una muerte segura en el final de la ocupación Nazi. Contra todo pronóstico, y después de más de siete décadas sin tener ningún contacto con él, Don Abraham intentará encontrar a su viejo amigo y cumplir su promesa de volver un día y contarle la vida que vivió gracias a él.